Jadón significado bíblico

jadon

Definición. El significado bíblico de  Jadón es Jehová ha prestado oído. Es posible que este término sea una forma abreviada de Jaazanías. Con esta se distingue a un meronotita, que vivió durante el exilio de los israelitas en Babilonia y logró regresar a su lugar de origen a reparar el templo.

Vídeo sobre el significado bíblico de Jadón

https://www.youtube.com/watch?v=ENo69C7smcw

Acciones relevantes de Jadón en su retorno a Jerusalén

Antes de que los israelitas los conquistaran los babilonios, tenían una ciudad muy importante, que era el centro de adoración pura. En ella habían edificado un templo, para que fuera la casa de Jehová. Durante su construcción, el rey Salomón buscó los mejores y más bellos materiales que le darían el esplendor que merecía.

Incluso trajo piedras preciosas que adornaran el sitio. Sin embargo, cuando se le invadió, la acción afectó las estructuras de la ciudad. Después de mucho tiempo de permanecer sola, las inclemencias del clima y falta de mantenimiento provocaron que los muros, las puertas y otras partes se dañarán.

Por eso, se llegó a decir que Jerusalén y su templo se encontraban desolados. Esta afirmación causaba mucha tristeza e indignación entre los siervos fieles de Dios. Guiado por Jehová, Nehemías le pidió al rey que lo dejara volver a su ciudad para restaurarla. Él aceptó la petición y le dio recursos con la finalidad de que pudieran comenzar el trabajo.

Según la disposición de los babilonios, el pueblo de Israel había se dividió en distritos. A Jadón y Melatías, se les asignó la reparación a una zona cercana a la Puerta de la Ciudad Vieja. La distribución de los hombres en grupos, permitió que cada uno hiciese su trabajo de manera organizada. Por eso, y ambos se esforzaron en hacerlo lo mejor posible.

¿Fue Jadón el profeta que se menciona en 1 Reyes 13?

En ese capítulo de las escrituras se habla de un hombre del Dios verdadero, él era un portavoz que fue visitar al rey Jeroboán. Según el historiador Josefo, este se llamaba Jadón. Sin embargo, hasta los momentos no se han encontrado pruebas contundentes que lo avalen.

El hombre le advirtió al monarca sobre el sacrificio que estaba a punto de hacer. Este se molestó y lo señaló para que sus soldados lo tomaran. Sin embargo, Dios hizo que se le secara la mano. Debido a los ruegos del profeta a Jehová por petición del rey, este logró recuperar las consecuencias de ese castigo.

Subir