Hazor significado bíblico

hazor

Definición. El significado bíblico de Hazor, quiere decir patio o poblado. Nombre con el cual se designó ciudades antiguas, que sufrieron derrota, pero que luego fueron reedificadas.

Ciudades llamadas Hazor

Una fue la ciudad central del norte de Canaán durante el tiempo de conquista, comandada por Josué. Para ese entonces, abarcaba una región de 60 habitantes, llegando incluso hasta las 30 mil personas que se establecieron en el lugar. Y se le identificó con Tel Hazor. Otra, fue la de Judá, localizada en el Négueb.

Se le ha asociado con Jebariyeh que queda a unos 24 kilómetros de Qadés-barnea. También, recibió ese nombre, el territorio de Queriyot-hezrón. Una zona de Judá que se ha relacionado con Khirbet el Qaryatein, que se ubica a 20 km al sur de Hebrón. De igual modo, se conoció, por ese apelativo, a la región de Benjamín que antes era, Khirbet Hazzur.

Esta se hallaba situada a 70 km al noroeste del monte cercano al templo de Jerusalén. Además, la localidad del desierto arábigo, que está al este del Jordán, se le conoció como Hazor. Sobre la ciudad se anunció una profecía mediante Jeremías. En ella se dijo que el rey de Babilonia, Nabucodonosor, la desolaría.

¿Qué ocurrió con Hazor, la ciudad principal de Canaán?

En aquel tiempo, el gobernante de Hazor, se alzó contra Josué, caudillo del pueblo israelita. Pero Jabín, no prevaleció, porque fue derrotada y quemada. Siendo la única urbe edificada sobre un montículo que tuvo ese fin. Después se asignó como una tierra a la tribu de Neftalí.

Y para la época de Débora y Barac, constituía la sede central de otro regente muy poderoso, llamado Jabín. Bajo la gobernación de Salomón, se fortificó ese poblado junto con Guézer y Meguidó. De acuerdo a los informes realizados como resultados de los hallazgos, las puertas de esos sitios eran del mismo material de construcción.

Asimismo, pudieron encontrar los planos que este rey utilizó para el trabajo de elaboración de esas puertas. Hallando entre los escombros, la puerta de Meguidó. Esta era idéntica a la de Salomón, y esto se debe a que fue él quien estuvo a cargo de la fabricación de ellas.

Tras la muerte de Salomón, ya habían transcurrido más de 20 años cuando ascendió al trono de la nación de Israel, Péqah. Para ese momento dominaba en Asiria Tiglat-piléser II. Este conquistó Hazor y llevó al destierro a todos los residentes de aquella zona.

Subir