Gangrena significado bíblico

gangrena

Definición. El significado bíblico de gangrena es la muerte de una sección del cuerpo humano por la falta de riego sanguíneo. También se produce cuando hay una herida que se infecta con una bacteria potente. Eso suele suceder en un dedo del pie o en cualquier extremidad. Esta se caracteriza por oscurecer la piel y perder la sensibilidad de la zona.

¿Qué tipos de gangrena existen?

La enfermedad tiene varios síntomas según la tipología. Una de ellas, es la conocida gangrena seca. Esa se manifiesta cuando la piel se deseca y arruga, además toma un color que va de marrón a azul morado. Por lo general, su avance es lento y es muy común en personas con lesiones en los vasos sanguíneos o diabetes.

La gangrena húmeda se presenta con las infecciones bacterianas. Se manifiestan con la inflamación de la zona, ampollas y un aspecto acuoso. Es usual que se vea después de una quemadura grave o lesiones. Si la persona se tarda en atenderla, se propaga con rapidez y puede ser mortal.

La gangrena gaseosa es aquella que afecta los tejidos de los músculos más profundos. Al principio, la superficie de la piel aparenta estar normal. Sin embargo, en poco tiempo la lesión comienza a empeorar y el área se torna pálida hasta llegar a un color grisáceo o púrpura. Esta se llena de burbujas, que pueden emitir un sonido si se aprieta.

Cuando una persona padece de esa enfermedad y no la trata, la infección se pasa al torrente sanguíneo y causar la muerte. En otros casos, la extremidad se lesiona tanto, que se debe amputar para evitar que siga propagándose.

Usó de la palabra gangrena en sentido figurado

El apóstol Pablo empleó este término en una ilustración, el efecto que causan las doctrinas falsas promocionadas por un apóstata. En otra ocasión, ya él había dicho que la congregación cristiana era como las partes del cuerpo.

Cada uno de ellos tienen distintas funciones y ubicaciones, pero todos son importantes. Además, ninguno puede trabajar de manera independiente, por lo que se necesita la unidad entre ellos. Sin embargo, cuando Fileto, Himeneo y Alejandro comenzaron a decir que la resurrección ya había pasado, su actitud no se considera saludable.

Ellos argumentaban que cuando conocieron la verdad, se les devolvió la vida. Así que, no debían esperar que volviera a suceder. Pablo dijo que sus palabras eran como una gangrena que podía contaminar al resto de los miembros de la congregación y acabar con la vida de ese cuerpo.

Subir