Exilio significado bíblico

exilio de babilonia

Definición. El significado bíblico de exilio es como se le denomina a la separación forzosa de una persona de la tierra en la que vive. Su etimología proviene del latín en donde significa desterrado.

Los exilios se daban cuando un individuo se sacaba de una aldea o pueblo y no se le permitía la entrada de vuelta. Por lo general, esto pasaba por motivos políticos, aunque también se daba cuando ocurría un crimen grave.

Exilios en las sagradas escrituras

El término exilio en la Biblia aparece en varias ocasiones para hablar de gente desplazada de su hogar. Por ejemplo, se refiere a los moradores de Judá cuando a estos los invadieron los babilonios.

Nabucodonosor destruyó Jerusalén, pero el grupo de repatriados que se encontraba en su imperio mantuvieron la fe y creencias. Por lo que cuando se sacaron de Babilonia, volvieron a instaurar sus costumbres.

El gentilicio de Israel también sufrió un exilio en el momento en que los capturaron los asirios. Quienes tenían el hábito de echar a todos los pobladores de las ciudades que tomaban. De tal modo, que los obligaron a vivir en otros sitios, de allí nacieron los samaritanos.

Los exiliados suelen sufrir mucho, porque no se acostumbran al nuevo territorio en donde llegan. En los salmos, se describe que la gente de Judea, no podía entonar cánticos, debido a que eran extraños allí y sus valores no se aceptaban.

Los profetas Ezequiel y Daniel se encontraban entre los contados que estaban en exilio. A pesar de ello, continuaron con su misión y ministerio y apoyaron a los creyentes a mantenerse firmes. El mismo Ezequiel tiene varios relatos entre sus escritos sobre el exilio.

Exilio voluntario

El exilio puede elegirse por voluntad propia, esto sucede en el momento en que alguien elige irse de su patria. Las causas pueden ser múltiples, tal vez ya no quiera vivir ahí, porque tiene recuerdos traumáticos o tristes, por lo que decide no volver más.

De igual manera, sucede si se persigue a alguien por grupos o tiene muchas deudas que pagar. Por lo que prefieren marcharse del lugar con el objetivo de no tener que afrontar las consecuencias.

Si un exiliado vuelve a la que fue su casa, va a suponer un peligro para él. Ya que, si es por temas políticos, lo pueden capturar y encarcelar de forma inmediata. Mientras que si lo están cazando, su integridad y vida se van a ver amenazadas.

Subir