Coselete significado bíblico

coselete

Definición. El significado bíblico de coselete es, según fuentes externas, un grupo o agrupación de piqueros, también llamados 'soldados de la pica' cuyo auge fue pleno, alrededor de los siglos XVI y XVII. Estos iban armados y bajo la protección de una armadura que recibe el mismo nombre de la palabra que nos concierne en esta ocasión.

Cabe destacar que se consideraron los soldados más importantes (en su jurisdicción) a través de la edad moderna, no obstante, su plenitud se vio opacada por la llegada de las armas de fuego a los campos de batalla. De la misma manera, a finales del mencionado siglo XVII, el mosquete se volvería protagonista por encima de las picas.

¿Qué características guardaba el Coselete?

Los coseletes requerían de cierto nivel de organización: Se agrupaban en 150 individuos. Estos a su vez iban en compañía de más de 300 soldados piqueros, distribuidos al frente de la acción. Contaban con 5.42 cm de longitud, es el registro que se tiene a lo largo de la historia para la talla y porte de estos elementos esenciales en el combate en esa época.

Sin embargo, los coseletes no solo se constituían de picas y soldados, también podían ser rellenos de hombres con espada en mano, a modo de arma y una o varias rodelas. Algo que siempre era requisito obligatorio era el armar el grupo, de manera minuciosa y sistemática, para que este sea la defensa principal de un gran conjunto de guerreros.

¿Cuáles son los elementos en la armadura de los coseletes?

El caparazón, también llamado peto, servía cómo la sección delantera del entramado, los respaldos eran la parte trasera del mismo, este protegía la espalda del usuario. Las escarcelas abarcaban la zona de los muslos y llegaban a la cintura, las celadas son la parte encargada de proteger al cráneo o la cabeza en carácter general.

Algunos textos mencionan a las manoplas o cubre manos, estos atendían a lo que su nombre dicta otorgando un bonus de recubrimiento y seguridad al individuo portador. Es importante recalcar que, pese a que estas armaduras suenan muy incómodas, son mucho más móviles y versátiles, según pruebas hechas en la actualidad, gracias a recreaciones históricas precisas.

La parte extensa corresponde a los guardabrazos y a los brazales, estos en mayor medida venían unidos y cubrían a los antebrazos y los brazos. Todo este conjunto de partes, en unión, forman por completo al coselete como armadura.

Subir