Conquista significado bíblico

conquista

Definición. El significado bíblico de conquista es apoderarse a través de una maniobra de guerra de una determinada provincia, posición o ciudad. En el pasado estuvo relacionada con conflictos bélicos. Esta acción la realizan personas valientes. Que planean bien sus estrategias. Y cuentan con un pelotón entrenado.

¿Cómo era la conquista según la Biblia?

La Palabra de Dios relata sucesos donde siervos del pasado Conquistaron territorios, con la ayuda de Jehová. Por ejemplo, el ejército de David rodeó Rabá, ciudad de la capital de Ammón. En una arremetida desesperada. Del enemigo muere Urías el hitita. Gracias a la buena estrategia de David, completa la conquista de la capital ammonita.

El arca del pacto no tuvo un lugar permanente. Hasta que se construyó el templo de Salomón. Cuando se logró la mayor parte, de la conquista del país. Se trasladó a Siló el arca y permaneció allí hasta que fue capturada por los filisteos. Fue recuperada otra vez por los israelitas. Y se colocó primero en Bet-semes y después en Quiryat-jearim, y allí permaneció setenta años.

Los medos y los persas, estaban bajo el poder de Ciro el grande. Para convertirse en la cuarta potencia mundial. Necesitaban la conquista de Babilonia. Esa misma noche es tomada la ciudad, y muere asesinado Belsasar. Luego el gobernante anunció el decreto. Que los exiliados podían regresar a Jerusalén.

Antes de morir, Jacob bendice a los hijos de José. Es decir, sus nietos y les promete la porción doble de la herencia. Ya él había comprado la tierra de Siquem. Esta promesa era una expresión de fe. En la que se mencionaba la futura conquista de Canaán. A manos de los hijos de José, como si fuere realizada por él mismo.

¿De que manera se llevará a cabo una conquista en el futuro?

Hoy día se viven tiempos muy difíciles. El aumento de la maldad, las enfermedades, la desnutrición, entre otras cosas. Son las causantes del sufrimiento del ser humano. El mundo entero se encuentra lleno de problemas. Se necesita con urgencia que estas cosas. Se les solucioné de forma definitiva. Y desaparezcan para siempre.

El planeta se encuentra gobernado por el maligno. Muy pronto Dios promete acabar con el causante del sufrimiento. Es por eso, que a través de su Reino en manos de su hijo Jesús. Devolverá la paz a la humanidad. Conquistará de nuevo el universo. Y las cosas que hoy hacen daño, serán olvidas.

Subir