Azeca significado bíblico

azeca

Definición. El significado bíblico de Azeca es 'cavar'. En las Santas Escrituras esta palabra se refiere a una ciudad que se encontraba en la Sefelá, y que se ubicaba en la parte alta del valle de Elá. Se encuentra en Tell Zakariyeh, que se localizaba alrededor de 26 km al noroeste de Hebrón. En esta ciudad hubo muchos acontecimientos, tanto antes como después de la separación del reino de Israel.

Azecá previo a la división

La primera vez que se habla de este poblado es durante la conquista de Canaán. Como la ciudad de Gabaón se había aliado con Josué, cinco reyes del país se juntaron para atacar a esta ciudad. Con el fin de proteger a sus nuevos socios, Israel fue en ayuda de ellos, y persiguieron a sus enemigos hasta Azecá y Maquedá, que quedaba a unos 30 km de distancia.

La próxima vez que este poblado vuelve a cobrar relevancia es durante el reinado de Saúl. En esta ocasión, los filisteos reunieron a su ejército cerca de la ciudad, y trataron de amedrentar a los israelitas, presentando a Goliat, su mejor soldado. Ambos grupos militares se encararon en el valle de Elá, cada uno en una ladera del mismo. Gracias a esta posición el combate tardó en iniciar.

Ahora bien, al final el joven David terminó enfrentando y venciendo al guerrero con la ayuda de Jehová. Cuando los filisteos vieron la caída de su mejor elemento se retiraron y terminaron cayendo.

Azecá después de la división

Luego de la separación del reino por la idolatría de Salomón, este poblado llegó a tomar aún más relevancia. Esto se debió a que el rey Rehoboam se encargó de fortificarla junto con otras ciudades estratégicas. Excavaciones realizadas en la zona han mostrado que esta ciudad llegó a poseer incluso una ciudadela en su parte más alta.

Cuando ocurrió la invasión babilonia al reino de Judá, Azecá y Lakís fueron de las últimas ciudades en caer ante estos enemigos. Ahora bien, es interesante mencionar que ciertos fragmentos de ostraca, llamada Cartas de Lakís proporcionan más información al respecto. Esto fueron escritos, para el comandante que dirigía el ataque.

Esta carta explicaba que se estaba vigilando a Lakís. Sin embargo, en ese momento Azecá no era visible. Teniendo esto en cuenta, era muy probable que esta última ya habría caído y sido destruida. El nombre de la ciudad pierde relevancia cuando, luego del regreso del exilio en Babilonia, los judíos repueblan la misma.

Subir