Abdeel significado bíblico

abdeel

Definición. El significado bíblico de Abdeel es 'Siervo de Dios', o en ocasiones 'Sirviente de Cristo'. Varios expertos piensan que este nombre también tiene algún tipo de relación con el idioma árabe, y que una variante bastante conocida es 'Abdías'. Este último nombre también significa lo mismo en el idioma hebreo.

Abdeel en la Biblia

Abdeel fue el padre de un hombre llamado Selemías. Este último fue una persona a la cual el rey Jehoiaquim de Judá envió a que detuvieran al profeta Jeremías y a su secretario Baruc. La intención era que los llevaran ante el rey para castigarlos por haber difundido una profecía en contra suya y del reino. Sin embargo, Dios los protegió y ocultó.

El profeta Jeremías había llevado a cabo la misión de denunciar la idolatría y la desobediencia de los habitantes de Judá. Sin embargo, como ya en muchas ocasiones habían intentado matarlo, este le pidió a su secretario y también amigo que escribiera un rollo con la profecía y lo leyera frente a todos los ancianos. Su nombre era Baruc.

Ahora bien, cuando se leyó el rollo, los oyentes se asustaron muchísimo; la razón es que la profecía era una condena directa. Al escucharla, todos los presentes le preguntaron a Baruc si el mensaje se lo dictó Jeremías, a lo que él respondió que sí. En ese momento, ellos les dijeron que se ocultaran, y después fueron ante el rey.

Una vez que Jehoiaquim escuchó esas palabras, ni él ni ninguno de los miembros de la corte se asustaron. El rey se enojó muchísimo y, en contra de la sugerencia de sus consejeros, quemó el rollo y mandó capturar a Jeremías y Baruc. Para ello envió a Jerahmeel, su propio descendiente y príncipe de Judá, a Seraya y a Selemías, de quien se dice era hijo de Abdeel.

¿Cuántas veces se menciona Abdeel en la Biblia?

La única vez que se habla de Abdeel en las sagradas escrituras ha sido en esta ocasión y bajo dicho contexto. Ahora bien, del resto de la historia sí se pueden extraer lecciones interesantes e importantes.

Luego de esto, Jeremías le pide a Baruc que escriba un segundo rollo. Este tenía las mismas palabras que antes, pero también una condena directa contra Jehoiaquim. Como había quemado el rollo y despreciado las palabras de Jehová, él lo iba a castigar Los babilonios se los llevarían al destierro, y todo el linaje real de él se perdería por mucho tiempo.

Subir