Cesarea significado bíblico

cesarea

Definición. El significado bíblico de Cesarea es una ciudad portuaria, se construyó en honor a César. Esta importante metrópoli edificada por Herodes el grande existió desde la última parte del siglo I a. E.C. Se presume que al principio su nombre original era Torre de Estratón, proveniente de un gobernante sidonio. En la actualidad, se ubica cerca del monte Carmelo.

Vídeo sobre el significado bíblico de Cesarea

https://www.youtube.com/watch?v=evDCOWXkbdI

Características interesantes de Cesarea

Durante el reinado de César Augusto, se le asignó a Herodes el Grande a gobernar el distrito que incluía la región de Jerusalén. Este hombre le regaló varias ciudades a su superior, para congraciarse con él. Una de sus obras, fue la reedificación de Samaria, a la que después llamó Sebaste.

Luego, Herodes mostró un gran interés en la zona costera, por lo que se puso a edificar una ciudad con su puerto en Torre de Estratón. Esta obra duró entre diez a doce años. En honor al César se le llamó Cesarea y al puerto Sebaste (que se traduce Augusto en griego). Una de las cualidades más importantes, era su belleza arquitectónica.

Este contaba con un templo, un anfiteatro bastante grande y un teatro. Tenía un acueducto que llevaba agua dulce a la ciudad. Además, le hicieron un alcantarillado subterráneo donde se depositaba todos los desechos líquidos y se trasladaban por si solas hasta el mar. Por lo que los habitantes no tenían que lidiar con esas desagradables sustancias.

¿Qué cosas grandiosas sucedieron en Cesarea?

Este sitio se convirtió en la sede oficial de los gobernantes de Judea. En ella Felipe concluyó su predicación de las buenas noticias de Dios. Poco tiempo después, Pablo, que antes se llamaba Saulo de Tarso, tuvo la conversión al cristianismo. Como resultado de un complot que se planificó en Jerusalén contra él, los hermanos lo llevaron a Cesarea y luego a su ciudad natal.

En este lugar se encontraba la residencia del centurión Cornelio, un soldado importante de las fuerzas militares romanas. En un acto de guía divina, Dios dirigió a Pedro a visitar a este hombre y su familia. Allí les dio el mensaje salvador del Cristo y todos los que lo acompañaban se bautizaron. Cornelio y los de su casa fueron los primeros gentiles incircuncisos en formar parte de la congregación cristiana.

Cuando Pablo y sus compañeros pasaron por Cesarea durante su segunda gira misional, se quedaron en casa de Felipe en evangelizador. Este ya se había establecido en la zona, aunque seguía predicando a sus vecinos.

Subir