Berenice significado bíblico

berenice

Definición. El significado bíblico de Berenice proviene de la raíz vencer. Esta mujer pertenecía a la familia de políticos que gobernaron Judea. Ellos debían circundarse por obligación para poder ejercer sus cargos públicos. Estos procedían de los edomitas, por lo que se les consideraba judíos nominales, ya que estaban al tanto de las tradiciones y creencias religiosas del pueblo, más no las practicaban.

¿Qué datos se conocen de Berenice?

Ella era hija de Herodes Agripa I con su esposa Cipros. Es probable que su nacimiento fuera en el año 28 E.C. A muy corta edad, se le dio en matrimonio a Marcos, el hijo de Alejandro Lisímaco. Sin embargo, él murió dejándola viuda. Después de esto se casó con su propio tío, el rey de Calcis, con quien tuvo dos hijos.

Berenice era pariente de Mariamne III, Drusila y Herodes Agripa II. Después de la muerte del monarca se fue a vivir con su hermano, con quien sostuvo una relación incestuosa por un tiempo. Cuando los rumores sobre esos amores, llegaron a los oídos de todos, ella se casó Polemón, el rey de Cilicia.

Sin embargo, para que esta unión matrimonial fuera admisible, el hombre debía convertirse al judaísmo. Aunque él aceptó la condición y cumplió con este requisito, ella lo abandonó. La razón de la ruptura, era su deseo de volver con su hermano, para seguir la relación amorosa.

Juicio relevante presenciado por Berenice

La segunda vez que ella se fue vivir con Agripa II, se les invitó a visitar al gobernador Festo en Cesarea. Según las santas escrituras, ellos llegaron con mucha pompa y demostrando su grandeza. Los acompañaban comandantes miliares y varones de eminencia de la ciudad. Unos días antes, ciertos judíos solicitaron la muerte de pablo.

Ellos le acusaron sin pruebas al apóstol por sus creencias. Por eso, lo llevaron ante el gobernador con el fin que él autorizará que se los diera, para que los mismos judíos los juzgaran. Sin embargo, esto iba en contra de la ley. Por eso, todos tenían ir a Cesarea a comparecer. Cuando Berenice y su hermano llegaron, Pablo debía dar su testimonio.

Aprovechando que el visitante le dio la palabra, el apóstol se valió de un discurso muy elocuente. En este indicó como antes perteneció a la secta de los fariseos. También explicó las razones por las que ahora seguía al Cristo. Además, elogio al gobernante y apeló a su conocimiento en las tradiciones judías. Esto lo salvó de ser entregado en manos de sus enemigos.

Subir