Bera significado bíblico

bera

Definición. El significado bíblico de Bera, es regalo. Este es el nombre del rey de la malvada ciudad de Sodoma. El cual, tenía por vecino la localidad de Gomorra y su mandatario era Birsa. Según los escritos de las sagradas escrituras, fueron dos metrópolis que el Creador destruyó con fuego y azufre que cayeron del cielo por sus pecados.

En otro orden de ideas, Bera y Birsa, poseían una extensión de tierras de cinco ciudades del valle de Sidim. En el mar muerto, también llamado salado, Sodoma, Gomorra, Admá, Zeboim y Bella. Sin embargo, tales sitios contaban con un deterioro en su humanidad. Al no mostrar devoción, obediencia, pasión hacia las ordenanzas de Dios. Dado que, tenían un corazón cruel, lleno de pecado e iniquidad.

Muerte de Bera

Cuando hablamos del fallecimiento de tal personaje, Rey de Sodoma, es necesario expresar que tenía enemigos como Amrael, Arioc, Taldad y Codorlamor. Más, junto a otros gobernantes de Gomorra, Adama, Seboim, y Bera se situaron en orden de batalla contra ellos en el valle de Sidim. Razón por la cual, al tratar de huir en este lugar, se encontraron pozos de asfalto que les hizo hundir y perecer.

Es por ello, que a Bera se le venció en el mar salado. Sin embargo, en el evangelio de Génesis 14:10, podemos observar lo siguiente 'Y el valle de Sidim se colmó de pozos de asfalto, y cuando los reyes de Sodoma y Gomorra huyeron, cayeron sobre ellos. Pero, muchos otros se fueron hacia el monte.' Por ese motivo, sus enemigos lograron saquear las ciudades aledañas, tomando cautiva a muchas personas inocentes.

Bera y Sodoma

Al plasmar información sobre esta ciudad donde Bera era el rey, se debe enfatizar que poseía aspectos de crueldad, falta de seguridad y perversión a los extranjeros. Según afirman los estudiosos de la Biblia, los pecados tenían relación con la ganancia y el apego descomunal a la propiedad, las riquezas, la falta de compasión, el ser blasfemos, sanguinarios y sádicos. Es por ello, que Dios decidió destruirla.

No obstante, a sus habitantes se les advirtió de la mano del siervo Abraham, para que se arrepintieran y retornaran a Dios, teniendo un resultado fallido al no creerle. Y es que, ni siquiera quisieron escucharlo, pensaban que eran invulnerables e intocables. El único que obtuvo su piedad fue Lot y su familia, como bien se establece en los escritos del libro del Génesis.

Subir