Bedelio significado bíblico

bedelio

Definición. El significado bíblico de bedelio, es un vocablo hebreo bedhó·laj que traducido alude a una sustancia formada de goma y resina, de allí que se conozca como gomorresina. Esta expide un aroma semejante al de la mirra, que se puede adulterar.

Vídeo sobre el significado bíblico de Bedelio

Descripción del bedelio

Tiene olor aromático y su sabor es una combinación entre amargo y acre. Es una sustancia que se obtiene de un árbol. Cuyo nombre científico es Commiphora africana. Estos se localizan en las regiones del Noroeste de África y Arabia. Además, forma parte de una especie de arbusto pequeño o matorrales.

La apariencia de ellos es achatada y espinosa, debido a que tiene pocos follajes. Por lo general, crece en lugares cálidos y con mucho sol. Al cortar la corteza de árbol, de inmediato se siente el aroma. Y sale la goma resinosa. Al extraerla se endurece con rapidez y adquiere un aspecto transparente.

En cuanto a su textura, es como el de la cera o aceitosa y se asemeja a una perla. Al entrar en contacto con la candela, se difunde un olor parecido al bálsamo que se expande alrededor.

En la antigüedad lo empleaban en la fabricación de perfumes, en los inciensos y con fines medicinales. Porque se utilizaba con frecuencia como, ungüento, al tratar tumores y en las desgarraduras de los tendones y fracturas.

Uso del término bedelio en la Palabra de Dios

En la Biblia hay pasajes donde se hace mención de la palabra bedelio. En uno, cuando se describe la tierra de Havilá. Se narra que en ese territorio hay cosas valiosas como el oro de buena calidad y también, la piedra de ónice y el bedelio. En otro texto, es útil para comparar el maná. Este era una provisión divina dada a los israelitas como alimento.

En el relato, Moisés dice que el maná se parecía al bedelio. Quizás se refería a la apariencia blanquecina de la sustancia resinosa. Así como su consistencia. Lo que demuestra que era algo que la nación de Israel conocía muy bien. Por eso Moisés pudo emplearlo para hacer la comparación.

Además, tanto los judíos y los gentiles, valoraban mucho esa sustancia. Asimismo, en las escrituras se señalan una variedad de plantas aromáticas como el azafrán, el cálamo, la mirra. Pero también se alude al bedelio. Algunas de estas plantas eran originales del valle del Jordán. Otras, las importaban mediante las rutas comerciales de la india y Arabia.

Subir