Avecilla significado bíblico

avecilla

Definición. El significado bíblico de avecilla, es un pájaro de tamaño pequeño. Esta palabra procede del diminutivo de ave según el latín avicella.

Asimismo, se encuentra la avecilla de las nieves, también llamada aguzanieves o lavandera blanca. A la que, se le describe por ser un pájaro pequeño de alrededor de ocho centímetros de largo.

Por su parte, la avecilla se diferencia del resto de vertebrados porque posee una estructura ósea liviana, cubierta de plumas. Además, cuenta con un par de alas en lugar de extremidades. Estas le hacen volar, dejándose llevar por las corrientes de aire y a su vez, le permiten planear sin mayores problemas.

Purificación del leproso con la avecilla

Cuando hablamos de esta purificación, es necesario explicar que la lepra era la imagen del pecado, una muerte viva, horrible, dolorosa. Era repugnante, la persona estaba cubierta de pústulas y se le consideraba inmunda a los ojos de los demás. Por lo que, la gente se rechazaba y condenaba al aislamiento que les hundía en la miseria.

Sin embargo, existió un remedio para este mal y se trataba de hacer una limpieza por parte del sacerdote, el que, se designaba por Dios.

Asimismo, se realizaba un rito para la afirmación de un leproso de la mano del superior. En donde, debía buscar a dos avecillas. Las que, se sacrificaban una sobre una vasija de barro con agua fresca y la otra viva mojada en la sangre junto con los otros objetos. Luego de declarar puro al que poseía la enfermedad, el ave se dejaba en libertad.

Con todo esto, podemos aprender que Dios nos da la oportunidad de reivindicarnos con él en infinidades de ocasiones. Al ver el amor que nos profesa y permitir en esa época la purificación de estos enfermos. Por ello, es indiscutible la necesidad del ser humano de tener que purificar el alma, con actos y sentimientos que sean agradables a los ojos del Eterno.

La avecilla y su comparación con el ser humano

Las avecillas no son solo huesos y plumas, Dios las creó con un propósito. Pues, representan la fuerza y la esperanza, presagió o predicción. Son animales que no poseen perversidad, ni pecado alguno. A través de ello, podemos decir que debemos buscar la purificación delante del Altísimo, al estar enfermos de pecado.

Asimismo, si queremos ser dignos y que Jehová nos mire con piedad, es importa cooperar para generar un cambio. Así como la avecilla representa a Cristo, quien vino desde los cielos, pero trasciende al ámbito terrenal, sirvió de intermediaria para la limpieza del leproso, nosotros precisamos de la palabra de Dios con el fin de purgar nuestras faltas.

Subir