Alumbrar significado bíblico

alumbrar

Definición. El significado bíblico de alumbrar, es hacer aparecer luz y claridad en un sitio. Puede ser para conferir una mejor visión a alguien o disipar la oscuridad que permanece en lugares en los que no hay ventanas.

Por su parte, la palabra alumbrar posee una connotación espiritual y simbólica que se relaciona  con acabar con la ignorancia o el error de las personas. De tal modo, es posible que se iluminen gracias al conocimiento y acierten en sus decisiones de vida.

Así pues, el término tiene relación directa con cualquier facultad cuyo objetivo sea iluminar bien sea el corazón, las mentes o el comportamiento de los hombres. Sin dejar de lado, que alumbrar el sendero de alguien puede ayudarle e inspirarle confianza o sabiduría en su camino.

La luz que debe alumbrar por Cristo

En los tiempos antiguos, la palabra alumbrar se empleaba con la finalidad de asistir con luz a los actos religiosos o bien fuera a los entierros. Además, formó parte del vocabulario de Jesús en el momento en el que les brindaba luz a los ciegos al realizar sus milagros, tal y como se registra en la Biblia, en los escritos de sus apóstoles.

De modo similar, no es un secreto que Cristo siempre hablaba y transmitía sus mensajes por medio de parábolas. Es por ello, que la responsabilidad de los hombres consistía en entender sus palabras y qué mejor manera de lograrlo que pidiendo la ayuda del Altísimo para que se encargara de alumbrar sus mentes.

Alumbrar la luz del candelero

En el libro de Marcos 4:21 vemos lo siguiente 'Y el Señor les dijo: ¿Acaso traen ustedes la luz para colocarla debajo del almud, o de la cama? ¿No debería ponerse en el candelero? Con estas palabras, Jesús nos recuerda el carácter de su ministerio en la tierra.

La razón es que, todo aquel que recibe el cuerpo de Cristo, tiene la misión de alumbrar y dar luz a sus semejantes. Tal y como lo hicieron en aquella época los discípulos que al terminar sus enseñanzas, acudieron por todos los rincones con el propósito de iluminar el corazón de los hombres.

En la actualidad, es importante seguir realizando el acto de alumbrar a los demás. Sabemos que Jesús fue quien impartió esta enseñanza y aquel que trajo su luz al mundo. De hecho, en el evangelio se predica que vino a colmarnos de paz, perdón, amor y reconciliación con el Padre Celestial.

Subir