Albergue significado bíblico

albergue

Definición. El significado bíblico de albergue, es establecimiento o lugar público que acoge a personas u animales para que se hospeden durante un tiempo determinado. Por lo general, se empleaba más con aquellos no favorecidos y que no tenían dónde pasar la noche porque eran menesterosos.

Así pues, al hacer uso de un albergue, se les cobijaba y brindaba cierta protección. Es por ello, que también se les reconoció como sitios fijos en los que se criaban a los niños huérfanos o que se les consideraba en estado de desamparo por sus padres o representantes. Así como, a los enfermos o heridos de gravedad.

En Palestina, era común observar a los caminantes que pernoctaban por las noches al aire libre, pero que en ciertas ocasiones, hacían uso de los albergues. En Lucas 21:37, vemos la siguiente descripción 'Y enseñaba en el templo durante el día; y en la noche, los caminantes encontraban alojamiento en el albergue más cercano. Estos consistían en un patio cercado con departamentos sencillos.'

Funcionamiento del albergue

Si bien es cierto, cada albergue representaba una estructura muy simple, nada parecida a los hoteles de los países occidentales. En esos tiempos, la hostelería no funcionaba de la misma forma en que conocemos hoy en día.

Sin embargo, los dueños del albergue tenían que ser hospitalarios en todo momento porque esto se consideraba como un principio que agradaba a los ojos del Señor. De este modo, se recibían a las personas con buena voluntad. Incluso, se les vendaban y echaba aceite en sus heridas y se atendían a sus caballos.

Por su parte, el albergue público era un refugio que recibía no solo a las personas sino también a los animales. Se sabe que contaba con un espacio amplio y rectangular que servía para guardar las mercancías de los viajeros. En algunos de ellos, se presenciaban pozos repletos de agua.

Sin embargo, el albergue no poseía muebles finos y sus huéspedes tenían que extender su capa encima del suelo porque les ayudaba a protegerse del frío y les funcionaba como cubierta. En cuanto a los alimentos, no era común que existiesen mesoneros o personal que se los proporcionara.

Por lo tanto, los viajeros debían abastecerse con su propia comida y con la que les brindarían a sus animales. En la antigüedad, se menciona en la Biblia un albergue que se conocía como la caravanera de Camaam que se destinaba para los caminantes.

Subir