Afeca significado bíblico

afeca

Definición. El significado bíblico de Afeca, es pueblo que se situaba al sur de Judá. Sin embargo, hasta la fecha de hoy no se conoce una ubicación o líneas geográficas concretas. Solo se dice que estaba a unos nueve kilómetros al sudoeste de Hebrón. Tal término viene de hebreo Afêqâh que se traduce al español por fuerza o fortaleza.

Por su parte, en el libro de Josué aparece el nombre de Afeca como un lugar que se encontraba al sur de la tierra de los cananeos. Además, se menciona a un rey que ejercía su poder en el sitio.

Asimismo, en el primer libro de Samuel 4:1, se nos recalca lo siguiente en relación con este lugar 'Entonces él habló al pueblo de Israel. Y por aquel tiempo salió a encontrar en batalla a los filisteos, y acampó junto a Eben-ezer y los filisteos en Afeca.'

Afeca y el reino del sur de Judá

En los tiempos antiguos y con la creación de las doce tribus de Israel que decidieron rebelarse ante Salomón y Roboam, se dio paso a la región del sur de Judá. En el libro de los Reyes, podemos apreciar que este se dividió y permaneció intacto hasta el día de su destrucción en manos de los babilonios.

Así pues, Afeca perteneció a uno de los sitios que se conformó gracias a las tribus de Judá y también de Benjamín. Sin embargo, se dice que algunos de sus reyes y mandatarios no fueron buenos a los ojos del Señor. Ya que, eran malos y de hecho, se les castigó por su maldad e iniquidad para con la nación. A excepción de personajes como Ezequías y Asa.

Asimismo, es probable que los jefes de los sacerdotes y el pueblo en general que habitaba en Afeca, no fueran fieles al Altísimo ni a sus ordenanzas. Pues, estas personas seguían miles de abominaciones, adoraban falsas deidades y profanaban las palabras de Dios en gran medida.

A pesar de esto, el Padre Celestial le advirtió a la gente de Afeca y sus alrededores, por medio de sus profetas y mensajeros espirituales, que cambiaran su comportamiento. Debido a que, el Señor es bueno, misericordioso y sentía compasión por su pueblo. No obstante, ellos seguían burlándose y despreciaban tales palabras.

Por todos estos motivos, el furor de Dios se encendió contra los moradores de Afeca y otros sitios situados al sur de Judá, hasta que ya no existió ningún tipo de remedio.

Subir