Zurisadai significado bíblico

zurisadai

Definición. El significado bíblico de Zurisadai, es descendiente de Simeón que aparece en las santas escrituras. Este término viene del hebreo y se traduce como Dios es Todopoderoso y es mi roca. Asimismo, se le considera por ser parte de las doce tribus de Israel. Se señala que él fue miembro a favor de la causa de nuestro señor.

Por otro lado, podemos destacar que Zurisadai fue padre de Selumiel, el cual, infundo en él valores importantes. Entre ellos, sobresalen el amor, respeto, humildad, generosidad, responsabilidad y compasión hacia el salvador y a sus semejantes. Sintió a Dios como verdad suprema que lo conduciría por los caminos del bien, el fundamento de su existencia.

Censo de las doce tribus y Zurisadai

En la Biblia, se nos explica que Jehová les habló a Moisés y Aarón. Ello, con el fin de solicitarles que realizaran un censo de todos los descendientes de Israel, para organizarlos por familias. Y que, tendrían con ellos un hombre de cada tribu que se convertiría en una figura de líder. Así pues, dio sus nombres y en este fragmento de Números 1:6 dice lo siguiente 'De la de Simeón, Selumiel hijo de Zurisadai.' 

El censo, debía hacerse según nombres, casas y números de sus ejércitos. Aquí, se reafirmó que Dios eligió al jefe de la tribu de Simeón. En donde, sobresalió la presencia de Selumiel, quien era el hijo de Zurisadai y líder de familia. Se sabe, además, que ese ejército se conformó por cincuenta y nueve mil trescientos hombres.

Es por ello, que luego del censo, el descendiente de Simeón, guiados por Selumiel primogénito de Zurisadai, ejecutaron la peregrinación al desierto. Sin olvidar que cada tribu contó con sus campamentos, ejércitos, estandartes para que se les reconociese con rapidez. De esta manera, emprendieron camino hacia la tierra prometida.

Ofrenda de Selumiel a Jehová

Dios le indicó a Moisés, que cada jefe de tribu tendría que ir uno todos los días a realizar su ofrenda por la conmemoración al altar. Desde allí, se evidenciaron fuentes de plata, platillos, siclos de santuario, entre otros, por parte del hijo de Zurisadai.

También, se notó una naveta de oro de diez ciclos llena de incienso, un novillo, un carnero, un cordero de un año destinado al holocausto. Sin dejar de lado, los chivos que se empleaban para el sacrificio por el pecado y el de la comunión. Así como, otros animales de la clase de los carneros, bueyes, machos cabríos, corderos y todo lo que sirviese en la consagración del altar.

Subir