Tejer, tejido significado bíblico

tejer tejido

Definición. El significado bíblico de tejer, tejido, define la acción de cruzar una serie de hilos, por encima y por debajo de otro conjunto de los mismos. Esta se coloca de modo perpendicular para formar una tela.

El tejido en la época bíblica

En la antigüedad, los telares se hacían de manera horizontal o vertical. En este último, se utilizaban dos maderos verticales y uno transversal de donde colgaban los hilos de la urdimbre. Además, se empleaban pesos para que permanecieran rectos. En cuanto al horizontal, usaba dos trozos de madera paralelos, colocados a ciertas distancias y clavadas al suelo con estacas. Los lizos se van tejiendo entre los enjulios.

El que realizaba la labor, lanzaba la trama mediante la urdimbre. Para ello empleaba una varilla que llevaba el hilo. Debido a que el tejedor era hábil en el oficio, pasaba la lanzadera de un lado hacia el otro con velocidad. Luego de haber tejido la porción de tela procedía a enrollarla y a cortar los hilos de la urdimbre.

Por lo general, los expertos en tejer utilizaban pelo animal, lana o lino en la tela. También se podían usar hilos de colores para tejer la urdimbre con uno en particular. De ese modo, el dibujo del tejido, variaba. Además, podía cambiar el método al tejer, para crear una figura, sin importar que empleara el mismo color.

Referencias del término tejer, tejido en las escrituras

Se cita de la expresión cuando se habla de las mujeres que tejían tiendas que servían de santuario en el templo. Aunque por lo general ellas eran quienes realizaban esa labor de tejer, también hay registros que indican que era el oficio de algunos hombres. Por ejemplo, se dice que los hijos de Selá, fueron tejedores.

Asimismo, se menciona que las vestimentas o túnicas de siervos del pasado como Aarón y José eran especiales. Quizás por el tipo de tela, por el color o el tejido. De igual modo, en un pasaje se compara el palo de la lanza de Goliat como el enjulio o rodillo de un telar. Lo cual deduce que pesaba. Por otro lado, se menciona la expresión de forma figurativa.

Cuando Job, un siervo de Dios, dijo que sus años de vida habían pasado tan veloz como lo hace la lanzadera del tejedor. El profeta Ezequías también citó del término para aludir a los últimos días de su vida. Cuando el tejedor finaliza su labor, corta los hilos y enrolla la tela.

Subir