Sitrai significado bíblico

sitrai

Definición. El significado bíblico de Sitrai, es uno de los funcionarios que participó en la corte del rey David. Se le menciona en el primer libro de las Crónicas y allí, se nos da a conocer que se ocupaba del ganado que pastaba en Sarón. Por ende, a ese hombre se le catalogó como saronita.

Asimismo, dentro de los mismos pasajes bíblicos se nos menciona a Sitrai en conjunto con otros pastores, uno de ellos, fue Safat. Por su parte, tal término proviene del hebreo Ðhitray que en español se traduce como oficial o Jehová lo arbitró.

Sitrai y los rebaños de David

Sabemos que Sitrai provenía de Sarón y que su función principal, consistía en hacerse cargo de los rebaños que eran propiedad del rey David.

Pues, allí se apreciaba diversidad de ganado y era importante que el hombre cuidara a todos los que pacían en este valle.

Por su parte, la labor que llevaba a cabo Sitrai, acontecía en las llanuras bajas y su función era de las más relevantes por aquellos tiempos.

La razón es que, tenía que darles los alimentos a las vacadas, así también, ocuparse de su bienestar. En este sentido, compartió su oficio con otro personaje bíblico reconocido como Adlai.

Si bien ambos hombres desempeñaban las mismas funciones, lo hacían en zonas y lugares muy diferentes y que incluso, distaban bastante entre sí.

De igual modo, estaban al servicio del rey David y se les reconoció en los escritos sagrados por el rol tan fundamental que efectuaron en su respectiva época.

Valores de Sitrai

Cuando hablamos de Sitrai, nos referimos a un hombre que creció en el seno real de la familia de David. Como sabemos, este personaje siempre fue uno de los predilectos y a quien Jehová eligió para cumplir una misión importante en la tierra.

Es así, que es posible deducir que Sitrai fue un varón bueno, justo y noble que hizo caso a las ordenanzas y a los principios que David le inculcó durante los días que permaneció a su lado. Más que todo, porque estaba a su entera disposición.

De tal modo, Sitrai acató lo que por mandato de Dios se le ordenaba. Y de hecho, siempre se sintió maravillado por la creación y por los animales que el Señor trajo a la tierra.

Los cuales, más adelante, sirvieron con fines de prestigio porque se consideraban como riqueza para quienes los poseían.

Subir