Sirte significado bíblico

sirte

Definición. El significado bíblico de Sirte, hace referencia a una raíz que alude a arrastrar. Este designa a dos golfos formados por el Mediterráneo ubicado en la costa de África. Una elevación de arena que tiene lugar en el fondo del mar.

Descripción de Sirte

Es un nombre de origen griego que se les atribuye a los golfos. Se diferencian dos de este tipo. Uno, llamado la pequeña Sirte, que hoy día se conoce como el golfo de Gabes. Cuyas ráfagas de viento y las olas que se levantaban, hacen del golfo un sitio demasiado peligroso para la navegación.

El otro, el gran Sirte, que se localizaba en la zona este del moderno golfo de Sidra. Además, se caracteriza por ser profundo y lleno de arenas en movimiento. Ambos son muy famosos, pero también, estos infundían temor a los marineros de la antigüedad. Debido a que los bancos de arenas que se formaban, eran fuertes.

Lo cual hacía que las mareas cambiaran de lugar con frecuencia. Y como consecuencia, los barcos podían ser arrastrados, causando destrozos a la nave. Al respecto, un historiador del siglo I. E.C., señaló que muchas embarcaciones quedaban varados en los bajíos. Incluso la mayoría de estos, no salían ileso. Podían naufragar y la tripulación perder la vida.

Referencias del término Sirte en las escrituras

En la Biblia se menciona el vocablo en el pasaje que habla sobre el apóstol Pablo. Cuando él se dirigía a Roma como prisionero, de pronto una brisa fuerte comenzó a acosar el barco. Se encontraban en el sur de Greta cuando el viento huracanado arremetió contra ellos. El registro menciona que producto de esas ráfagas, este barco se condujo con violencia y no pudo mantenerse.

La tripulación estaba aterrorizada porque el ventarrón los empujaba hasta las arenas movedizas de la Sirte de Libia o los bancos de arena. Esto significaba que podían morir en esa travesía. En ese momento arriaron las velas del barco y quedaron a la deriva. Pero al llegar a una isla de nombre Cauda, pudieron sobrellevar esa tempestad.

Eso les permitió reforzar el barco para evitar que se partiera. Pero los fuertes vientos seguían golpeándolos. Aquella situación requirió que idearan un plan rápido que les permitiera sobrevivir.

Los marineros de aquel barco maniobraron para navegar en dirección contraria. También requirió aligerar la carga, por lo que arrojaron al mar, muchas pertenencias y objetos pesados. Sin duda pablo vivió para poner por escrito lo sucedido.

Subir