Sene significado bíblico

sene

Definición. El significado bíblico de Sene, es una peña del paso de Micmas que atravesaron varios personajes del viejo testamento. Tal término proviene del hebreo Senneh que se traduce en español como arbusto o espesura de espinas.

Así lo vemos en 1 Samuel 14:4 de la siguiente forma. 'Y entre los desfiladeros por donde Jonatán procuraba pasar a la guarnición de los filisteos, había un peñasco agudo de un lado el uno se llamaba Boses, y el otro Sene'.

Vídeo sobre el significado bíblico de Sene

https://www.youtube.com/watch?v=NwC6j5lkS94

En este sentido, podemos apreciar que en Sene los filisteos contaban con una guarnición. La cual, estaba muy cerca del sureste de Micmas.

Asimismo, cuando Jonatán tuvo que pasar para atacar a los filisteos, pidió a Dios que le diera una señal. De este modo, estaría tranquilo y seguro al ejecutar sus acciones.

Es así, como en el primer libro de Samuel se nos indica que la misión tuvo éxito una vez que Jehová le dio el visto bueno en Sene. Si bien en la actualidad no es preciso brindar una ubicación certera respecto a este lugar, se dice que iba rumbo a Gueba.

Sene y la misión de Jonatán

Es importante recalcar que Jonatán fue hijo del rey Saúl y su paso por Sene es uno de los más resaltantes que podremos encontrar en las escrituras bíblicas. La razón es que, este hombre tuvo una misión militar en la que debía enfrentar al ejército de los filisteos.

De tal forma, Jehová le ordenó que subiera hasta la cumbre de la peña Sene y desde allí, derrotara a todos los hombres del bando contrario. En un inicio, Jonatán pensó que se trataba de algo imposible de lograr y sintió mucho temor.

No obstante, el Señor estuvo de su lado y mientras los sacerdotes descansaban, Jonatán salió para dar su paso por la peña de Sene y la de Boses.

La primera de ellas, era muy resbalosa y cada vez que intentaba treparla, sus esfuerzos parecían en vano. Pues, sus manos se deslizaban y esto le generó gran desánimo.

Sin embargo, su sacrificio para llegar a la cumbre de Sene valió la pena, porque Dios le acompañó y logró vencer a los enemigos. A pesar de esta difícil prueba, Jonatán nunca se rindió ni renunció a la misión que se le encomendó.

Del mismo modo, podemos tomar de ejemplo la subida a Sene como inspiración para seguir siempre adelante. A pesar de las vicisitudes, el Padre Santo estará de nuestro lado y jamás nos abandonará.

Subir