Sora significado bíblico

sora

Definición. El significado bíblico de Sora, es región o ciudad en las llanuras que pertenece al territorio de Judá. Por lo general, aparece en las sagradas escrituras junto con Estaol. Además, fue la patria de Manoa, de la tribu de Dan. Un varón que engendró a uno de los personajes antiguos más fuertes de la época.

Sucedió que la mujer del hombre de Sora era estéril y se le apareció el ángel de Dios para indicarle que concebiría a un hijo bajo su gracia. Es por ello, que le dijo que no comiera cosa inmunda o desobedeciera sus estatutos para que su cuerpo fuera limpio. También, le ratificó que tendría un varón al que no pasaría navaja sobre su cabeza.

Así pues, el Señor reafirmó su voluntad en la mujer de Sora, porque su hijo iba se convertiría en su nazareo. Esto, con el firme propósito de salvar al pueblo de Israel de los filisteos. Cuando Manoa se enteró de la noticia, quiso saber más sobre la forma en la que debía cuidar a su descendiente. Entonces, el ángel de Jehová volvió a aparecérsele y le convidaron un cabrito.

Sin embargo, les dijo que lo mejor sería ofrecerlo en holocausto como ofrenda hacia el Altísimo. Y sucedió que luego, el ángel obró un milagro ante los ojos de Manoa y su mujer, ambos de la región de Sora. Tiempo después, concibieron a un niño que tuvo por nombre Sansón y al que nunca le faltó la bendición de la Madre.

Roboam y Sora

Conviene destacar, que Roboam es otro de los personajes bíblicos al que se le relaciona de manera directa con Sora. Pues, fue él quien la fortificó.  Se trataba del hijo de Salomón, el que se convertiría en el sucesor del trono. Más algunas de las tribus de Israel no quisieron apoyarlo y, por el contrario, se fueron con Jeroboam.

Adelante, Roboam decidió que fortificaría a Sora para que los judíos a los que se condenó al exilio tuvieran un sitio el cual habitar. Siendo este, el más apropiado en tal misión.

Los danitas y Sora

Por su parte, desde Sora arrancaron cinco espías a los que se les encomendó la tarea de encontrar un nuevo lugar para su tribu. Estos hombres eran muy valientes y tuvieron que explorar la tierra con la finalidad de conocer si era apta de habitar. Así pues, se fueron al monte de Efraín y lo tomaron porque desde allí decidieron posarse.

Subir