Semiramot significado bíblico

semiramot

Definición. El significado bíblico de Semiramot, es nombre de dos personajes que aparecen dentro de los registros sagrados. El término es hebreo y en español quiere decir aquel que viene de las alturas del cielo o el que es excelso.

Sin embargo, existen personas que acuñan el vocablo al de la una reina conocida como Sammûramat. Más, no se tiene suficiente evidencia que compruebe esta clase de teoría y solo quedó en especulaciones.

Semiramot al servicio de la música

En primer lugar, tenemos que Semiramot fue un levita que participó en la devolución del arca hacia Jerusalén.

Pues, fue uno de los designados para que hiciera música de alabanza y gozo que alegrara el corazón de los hombres y el de Jehová.

A Semiramot se le menciona en el primer libro de las Crónicas junto con los hermanos del segundo orden. De ellos, destacan Jaaziel, Zacarías, Eliab, Matatías, entre otros.

Por aquellos tiempos, David construyó un lugar designado para colocar el arca de Dios y levantó una tienda en su honor.

Con base a ello, eligió a un grupo de levitas para que le llevasen y a otros hombres de la casa de su padre a los que consideraba dignos.

También a las familias principales de los hijos de Israel y les dijo que tendrían que transportarla al lugar que Dios le preparó.

De tal modo, se designó a Semiramot como uno de los principales de los levitas que hizo música en compañía de sus parientes cantores.

Todos ellos, llevaron sus instrumentos en los que sobresalían arpas y címbalos y que a la par, realzaban la voz de las personas para exaltar las alabanzas a Dios. También, vemos aquí la importancia de lo que significa la palabra Alamot.

Semiramot como maestro

Por otro lado, el nombre Semiramot le perteneció a un hombre que en vida fue parte de los levitas docentes. A su silueta se menciona también a Semaías, Zebadías, Asael, Jonatán, y otros. Al mismo tiempo, estos hombres estuvieron presentes en lo que reinó el varón de Josafat.

Durante aquella época, Dios confirmó el mandato de ese personaje y le concedió diversas riquezas, bienes materiales y abundancia en sus cosechas. A su vez, quitó los altares en los que los hijos de Israel llegaron a elevar alabanzas hacia falsas deidades.

Por su parte, Semiramot y sus compañeros enseñaron en Judá e instruyeron al pueblo en los mandatos del Señor.

Subir