Saduceos significado bíblico

saduceos

Definición. El significado bíblico de saduceos es descendientes del sumo sacerdote Sadoc. Ese hombre sirvió en el templo durante el reinado de Salomón. Este grupo prominente era una secta religiosa que provenía de la nobleza judía. A pesar de estar relacionados con el sacerdocio, no tenían la actitud correcta.

¿Cuáles eran las creencias de los saduceos?

Josefo, fue uno de los escritores que más detalles dio sobre la vida de este conjunto de hombres. Según él, se diferenciaba de los fariseos porque su linaje era superior, mientras que los otros eran de clase media. Por otro lado, estos dos grupos mantenían un enfrentamiento debido a sus credos.

Los saduceos no creían que un Mesías vendría a la tierra. No veían a Dios como un ser superior, sino que pensaban que cada quien creaba sus circunstancias, por lo que negaban el destino. Si alguien pasaba por un mal momento, se debía a sus propias acciones, por lo que eran los únicos responsables.

No estaban de acuerdo con la mayoría de las tradiciones orales que realizaban los fariseos, por lo que rechazaban a los que las practicaran. No aceptaban la inmortalidad de alma o en el castigo y recompensas después de la muerte. Tenían un trato áspero y eran muy polémicos. Sus enseñanzas le llamaban la atención a los ricos.

A ellos se les conocía por rechazar la creencia de la resurrección y la existencia de los ángeles. Los saduceos afirmaban que seguían al pie de la letra la ley de Moisés y sus escritos. Esto los hacía sentirse superiores y más inmaculados que los demás.

¿Cómo fueron los saduceos partícipes de la muerte de Jesús?

Ese grupo religioso no creían en la venida del Cristo, pensaban que este hombre era un farsante. Además, él los denunció junto a los escribas y fariseos por no guardar la ley de Dios. En vez de ayudar a las personas a conocer a Jehová, los oprimían con tradiciones falsas o inútiles. Por eso, comparó sus enseñanzas a la levadura por ser corrupta.

Esta situación molestó tanto a los saduceos que se aliaron con sus enemigos para conspirar contra Jesús y procurar su muerte. En muchas ocasiones quisieron entramparlo con preguntas perversas. Una de las más conocidas fue cuando lo interrogaron sobre la resurrección y el matrimonio levirato. El mesías los dejó sin palabras, al basar su respuesta en los escritos de Moisés. Después de lograr asesinar al Cristo, también persiguieron a sus discípulos.

Subir