Sacerdocio significado bíblico

sacerdocio

Definición. El significado bíblico de sacerdocio, es hecho santo o acto consagrado a la presencia de Dios. La palabra tiene origen hebreo y se da con el cumplimiento de los asuntos divinos a través de la figura de un ministro.

Por lo general, el sacerdocio se lleva a cabo gracias al sacerdote, quien se para frente a un altar y ofrece sus plegarias y sacrificios hacia el Señor. Todo ello, con el firme propósito de mediar entre la divinidad y los hombres.

El sacerdocio es muy diferente a la figura del profeta, porque busca comunicar a Dios todo sobre los actos de las personas. Mientras que, el profeta se encarga de brindar el mensaje del Padre Celestial a los hombres. Por eso se dice, que para ser un buen profeta hay que instruirse primero como sacerdote.

En la antigüedad, Dios seleccionó el ministerio del sacerdocio para los fines del tabernáculo, que relacionaba todas las cosas que eran sagradas. Así pues, seleccionó tanto a Aarón como a sus hijos para que fueran los primeros sacerdotes de Israel.

Función del sacerdocio en la Biblia

Sabemos que los sacerdotes eran quienes se encargaban de velar para que el sacerdocio cumpliera los estatutos de Dios. Por esta razón, tenían que interceptar por el pueblo ante los ojos del Padre por medio de los sacrificios. Los cuales, servían para perdonar los pecados de la carne que cometía el pueblo en su día a día.

En el sacerdocio, se debía disponer y colocar las cosas sagradas en el templo. En tanto que, se le consultaba a Dios antes de transmitir sus estatutos y voluntad hacia los fieles. Los sacerdotes eran tesoreros del dinero destinado a la iglesia y era su deber instruir a los hombres ante la Ley del Padre.

El sacerdocio en la actualidad

Dentro del Nuevo Testamento, podemos apreciar versículos bíblicos que hablan sobre el simbolismo que tiene el sacerdocio. Es el pacto que se tiene con la iglesia redimida por nuestro Señor Jesucristo y su linaje.

Hoy por hoy, el sacerdocio sigue teniendo el mismo valor divino que en la antigüedad. La función de los sacerdotes sigue siendo la de reconciliar a los pecadores ante Dios, mediante el sacrificio que realizó Jesucristo.

Como lo podemos ver en el siguiente apartado de la Biblia en 1 Pedro 2:9 'Más ustedes son familia escogida, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anuncies las virtudes de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz.'

Subir