Rojo significado bíblico

rojo

Definición. El significado bíblico de rojo hace referencia a la representación espiritual de la pasión, del poder y de la energía. Por tanto, el color simbólico más importante en la Biblia es el rojo. Ya que este simboliza la sangre, asimismo representa la humanidad. Es así como encarna el amor de Dios expresado a través del color por el sacrificio de Su Hijo, Jesucristo.

Su significado espiritual hace referencia a cuando un signo psíquico de color rojo aparece en tu vida, representa que estás listo para una nueva meta. Asimismo te ayuda a sobrellevar y tener éxito en el proyecto en el que te encuentres trabajando. Es así como tiene un significado simbólico bíblico muy importante y místico.

El rojo se considera el color oficial de la 'iglesia' que representa a la catedral misma por todas sus referencias religiosas. Sin embargo, dado que Jesús se relata como un adulto, suele ser adornado con ropa escarlata o bermellón. El rojo tiene una amplia gama de significados simbólicos, que incluyen vida, salud, vitalidad, guerra, coraje, ira, amor y fervor religioso.

Al principio, el uso del rojo indicaba una señal del mal, el pecado, el diablo o el infierno. Aun así, también se considera un símbolo del sacrificio de Jesús y su sangre. El punto metafórico en común es que la religión requiere de mucha pasión y de 'fuerza vital' que es promovida a través del color.

El rojo y su simbología

En la Biblia simboliza la sangre de los mártires y la presencia de Dios. Se asocia a Pentecostés, en alusión a la humildad y la expiación. De hecho, los tonos púrpura y carmesí son los colores de los Cardenales de la Iglesia Católica. Es así como el rojo con gran simbolismo psicológico e incluso religioso, debido a que en él se perciben una variedad de elementos específicos.

En particular, las asociaciones más fuertes del rojo son con el fuego y con la sangre. En otras palabras, también se anexa con el calor, el sol, la guerra y la violencia. Incluso aún es común que se asocie con la espontaneidad y la osadía. De hecho,  se ha comprobado que este color estimula conductas más extrovertidas.

También se ha observado que es un activador para el ser humano ayudando a conseguir objetivos. Se relaciona con el éxito, la independencia y el autocontrol e incluso con la vida. Pero quizás sean más conocidas sus connotaciones negativas, relacionadas con la sangre.

Subir