Edom significado bíblico

edom

Definición. El significado bíblico de Edom es rojo. También hace referencia a un alias que se le dio a Esaú. Este hombre era el hermano mellizo de Jacob. Ellos tuvieron una lucha en el vientre de su madre Rebeca. Cuando esta consultó su significado, se le indicó que de sus entrañas saldrían dos naciones. Además, el mayor serviría al menor.

Vídeo sobre el significado bíblico de Edom

¿Por qué se le dio a Esaú el apelativo Edom?

Hay varias razones que justifican ese apodo. Una de ellas es que al nacer era muy velludo, por lo cual se le llamó Esaú. Además, el color de sus cabellos era rojo, por lo que se le conoció también como Edom.

Él era el hermano mayor de Jacob, por lo que tenía el derecho a la primogenitura de la familia. Sin embargo, un día llegó del campo muy cansado y hambriento. Así que con mucho desespero le pidió a su hermano un plato de comida.

Este le hizo la oferta de complacer sus deseos, si Esaú le daba el mayorazgo. En ese momento, Edom no valoró su privilegio, así que aceptó el trato. Al pasar los años, cuando su padre estaba a punto de morir, mandó a llamar a su primogénito.

Como su madre, Rebeca sabía lo que sucedido, buscó a Jacob y le puso la piel de un animal muerto en los brazos, para que se hiciera pasar por su hermano. Como Isaac ya no veía, no notaría la diferencia y le daría la bendición, a quien compró el derecho. Esaú llegó a ser un hombre con grandes habilidades para la caza, pero también era materialista y con muchas inclinaciones al pecado.

¿A qué lugar se le conocía como Edom?

La tierra de Seír estaba habitada por los horeos; sin embargo, los desalojaron por manos Edom. Este tenía a su mando a unos 400 hombres que dejaron de vivir de las cosechas, para cazar animales y luchar con otras personas. Esaú llegó a establecerse por completo en esta área, después de la muerte de su padre.

Desde ese momento se le conoció como la tierra de Edom. Se sabe que Moisés reconoció el derecho que tenían los descendientes de Esaú sobre ese sitio. Esto es porque cuando vagaban por el desierto les pidió permiso para pasar por allí. La zona más importante estaba en una cordillera al este de Arabá. Su cima alcanzaba unos 1.700 metros de altura. Aunque no era una tierra fértil, podía cazar y hacer trabajos de fundición.

Subir