Reproche significado bíblico

reproche

Definición. El significado bíblico de reproche, alude a una actitud de desahogo hacia algo o alguien, en señal de desaprobación por una acción dañina. También hace referencia a sentir culpa por actos contrarios a lo que se considera recto y honroso. Asimismo, tiene que ver con murmurar de frente y censurar.

Referencia del término reproche

Por lo general, muchos tienden a relacionar la expresión con echar en cara las verdades a otro. También abarca hacer razonar a quien ha cometido el error sobre las consecuencias del proceder. Por lo que no se trata de exponer excusas carentes de sentido, sino, desenmascarar la falsedad.

Algunas religiones de la cristiandad son reprochadas por la conducta degradante de sus sacerdotes. Además de sus enseñanzas contrarias a lo que señala la Biblia. Debido a esa hipocresía y confusión a sus feligreses, es objeto de críticas por los daños causados a sus seguidores y a la comunidad donde hacen vida religiosa.

A veces los reproches, conllevan a una modificación de la conducta. La persona es consciente y aprende de sus fallas y debilidades y cambia. Demuestra humildad al reconocer el daño provocado y se esfuerza por no caer de nuevo en el mal proceder. Se causa reproche a la religión al practicar el pecado. Pero también, al tener una actitud de queja y murmuro.

¿Qué dice la Biblia sobre el reproche?

En las escrituras solo se menciona una vez la expresión. En el relato, el discípulo Santiago exhorta a los creyentes del Todopoderoso, a pedir espíritu santo a Dios. Enfatizando que él es generoso y lo puede dar a quien se lo solicite sin echar en cara.

Con esto da a entender que Jehová no critica las acciones erróneas de la persona que se acerca a él de corazón. Tampoco le recuerda sus pecados pasados, sino que ve lo bueno de cada uno. Por eso puede darle su fuerza activa sin regañar.

Sin embargo, si el adorador de Dios se desviara del camino correcto, con su conducta pudiera traer reproche al nombre del Altísimo. Por otro lado, satanás acusó a Job de ser un interesado, le echó en la cara al creador los motivos por el cual este le servía. Otra relato que señala un reproche, fue en el caso de Jesús.

Durante su ministerio terrenal, los fariseos y escribas, criticaban la asociación del hijo de Dios, con los pecadores. Ellos se consideraban perfectos. Por eso él los censuró, por su actitud equivocada.

Subir