Rayo significado bíblico

rayo

Definición. El significado bíblico de rayo se refiere a un fenómeno natural producido por la descarga de cumulonimbos entre ellas o hacia la tierra. Las liberaciones son visibles, rápidas como un rayo y, a veces, se pueden medir a lo largo de muchos kilómetros. Conocemos al sonido de esta descarga con el nombre de 'trueno'.

En la Biblia 'rayo' representa la gloria, grandeza y majestad de Dios. Este término proviene del latín 'ray'. Un relámpago es una línea que comienza donde se produce un determinado tipo de energía y se extiende en la dirección en que viaja. Así, un rayo puede ser el brillo proveniente del sol.

Tanto los truenos como los relámpagos son fenómenos naturales que solemos ver en el cielo, en especial cuando llueve mucho. En consecuencia, la colisión genera calor y luz y el aumento de temperatura hace que el aire circundante se expanda. De esta forma se crea un fuerte sonido que viaja por el ambiente: eso es lo que llamamos trueno.

Simbolismo del rayo

La profesora María Gloria Ladislao menciona la simbología del rayo diciendo que 'Es una chispa eléctrica que surge de una nube. Mientras que el trueno se considera un ruido fuerte que acompaña al relámpago'. Como en el caso de la lluvia y la nieve, el simbolismo del rayo se asocia a la idea de 'algo que cae del cielo'.

Se dice que existe una clara conexión entre los cuerpos celestes y la tierra, incluyendo a Dios, los santos y personas. En el segundo fenómeno, sin embargo, podemos apreciar dimensiones que están ausentes en el caso de la lluvia y la nieve. Estos espacios a su vez derivan significado de su simbolismo, siendo el principal la luz.

El rayo da luz y es la misma que como sabían los antiguos, puede provocar un incendio. Esto quiere decir que, desde la antigüedad, el rayo se temía y se admiraba como manifestación positiva de los poderes celestiales de un Dios. Por tanto, en la mitología griega, los relámpagos los forjaba Hefesto, la deidad de la herrería y el fuego, luego se otorgaban como tributo a Zeus.

En la Biblia se considera una manifestación de Dios, ya que el rayo aparece junto a otros fenómenos de la naturaleza. El relámpago así como el trueno los manda el Todopoderoso y representan su aparición e intervención en el mundo.

Subir