Quebrantahuesos significado bíblico

quebrantahuesos

Definición. El significado bíblico de quebrantahuesos, es una de las aves que aparecen en la Biblia y a las que se les considera como carroñeras.

En cuanto a su especie, se dice que viene de las falconiformes que habitan en las cordilleras de los países del mediterráneo.

Ahora bien, las aves quebrantahuesos se caracterizan por su gran tamaño, pecho anaranjado y dorso oscuro.

A su vez, tienen grandes ojos de color negros y su cabeza es de una tonalidad más clara que la del resto de su cuerpo. En apariencia no son bonitos y en la actualidad, se encuentran en peligro de extinción.

Por su parte, el término quebrantahuesos viene del hebreo Peres que se traduce en español como quebrantador. Hasta la fecha, no se conocen más significados asociados.

Uno de los aspectos que más caracterizan a las aves quebrantahuesos, es su condición de ser catalogadas como inmundas.

Asimismo, se les reconoce por arrojar a sus presas desde las alturas con el propósito de devorar sus cuerpos apenas tocarán la superficie. De hecho, era común apreciar tales eventos en los tiempos bíblicos. Y es por ello, que se les colocó este tipo de nombre.

Además, el quebrantahuesos también tenía el hábito de llevar los huesos de otras especies de animales. Tal es el caso de serpientes y tortugas, quienes eran sus víctimas predilectas.

Es así, que el acto de llevarlos a las alturas y luego dejarlos caer sobre las piedras, se consideraba violento para la época.

En tanto que, algunos conocían al ave quebrantahuesos por águila barbada o la relacionaban con el buitre negro.

Las quebrantahuesos, la impureza y las leyes de Dios

En cuanto a la abominación de esta especie, apreciamos lo siguiente en Deuteronomio 14:12. 'Y estas son las aves que no podrán comer: el águila, el quebrantahuesos y el azor'. Podemos observar, hacer lo contrario se consideraba pecado ante los ojos del Creador.

De hecho, el quebrantahuesos también sufrió comparaciones con el gallinazo y el milano. Y en la Biblia, se nos recalca que no se les debe consumir. La razón es que, el Padre Celestial desea lo mejor para sus hijos y en ello, también está presente la alimentación.

Así pues, Jehová dejó instrucciones precisas desde tiempos muy antiguos en los que nos invitaba a diferenciar el tipo de carne que era apta para comer y la que no.

Siendo así, que la del quebrantahuesos se prohibía y se instaba a las personas a buscar a los animales que se les considerara limpios. Tal es el caso de los peces como el bacalao, el salmón o la trucha.

Subir