Prudencia, prudente significado bíblico

mujer espejo culebra

Definición. El significado bíblico de prudencia, prudente, proviene del término 'prudentia' en latín, que quiere decir 'proceder con cuidado'. Es una cualidad que engloba las acciones y la manera de dirigirse a los demás de forma apropiada, hablar y actuar con precaución y discreción. Tiene que ver con la moderación de las palabras, el pensamiento previsivo y reflexivo que viene antes del hacer.

Ser prudente es tener un comportamiento adecuado, dependiendo de la situación en la que se encuentre. Incluye ser de naturaleza justa y cauta, responsable y respetuosa con las demás personas y sus límites. De este modo se impiden los perjuicios, la invasión a las libertades del prójimo y los conflictos o inconvenientes que se puedan presentar.

La prudencia involucra sensibilidad para comprender los contextos que afectan a los demás, es decir, requiere de empatía y mesura. En esencia, simboliza a una persona sensata que cuenta con un buen juicio y mantiene la compostura. Es importante un carácter de templanza y cordura para sí misma y ante los demás, así se previenen males o dolencias en general.

La prudencia y el ser prudente en la Biblia

En la antigüedad, en la cultura egipcia se representaba a dicho ser con la figura de una culebra con tres cabezas. Una de león, una de lobo y la otra de perro, simbolizando la sabiduría principal de la prudencia. La serpiente personificaba la astucia, el león el ímpetu y brío, los lobos la destreza y velocidad con la paciencia y nobleza de los perros.

En la religión católica, es tomada en cuenta como una de las cuatro virtudes cardinales, entre la justicia, templanza y fortaleza. Estas se destacan por ser una guía moral para diferenciar el bien del mal en cada momento y poder reaccionar acorde a la circunstancia. Ya sea que se deba discernir entre seguir el camino del buen obrar o alejarse de lo que se crea inicuo.

En los textos bíblicos la prudencia es un don muy apreciado, quien posee esta cualidad se considera un ser virtuoso y bienaventurado. Existen muchos pasajes y abundantes proverbios que hablan sobre ser prudente, estos se han convertido en refranes de uso popular reconocido. Jesucristo con su palabra hace una invitación a proceder siempre con rectitud y coherencia, pues respetar es una manera de amar a nuestros hermanos.

Subir