Orfebre significado bíblico

orfebre

Definición. El significado bíblico de orfebre, es el artesano que trabaja el oro y la plata. En la época antigua, su labor consistía en la fabricación de vasijas, ornamentos y joyas.

En la actualidad, la ocupación del orfebre se combina de manera habitual con las labores de un joyero, ya que, ambos se involucran en el diseño de diversas prendas.

Respecto a lo que realiza un orfebre, a menudo inicia con tallar cera para hacer un modelo y así fundir el metal. Esto, junto con la capacidad, precisión y gran detalle por las cosas. Bien sea el cortar, pulir, soldar y grabar el oro, plata, platino o las piedras preciosas. No obstante, algunas prácticas de estos expertos puede variar.

Quien fue Bezaleel

Cuando hablamos de Bezaleel, debemos expresar que fue el orfebre durante la peregrinación por el desierto. Todo ello ocurrió, cuando Jehová le dijo a Moisés que él llenó a este hombre de saber, inteligencia, ciencia y de capacidad en toda clase de trabajo.

Por ello, en éxodo 31:4 y 5 vemos lo siguiente 'Al crear obras de arte; este hombre sabe manejar el oro, la plata y el bronce y tallar tanto las piedras preciosas como la madera, se entiende en toda clase de oficios.'

Con la ayuda de Oholiab, conforme a ordenanza de Dios, estos orfebres fabricaron la tienda de citas y el arca del testimonio. El lugar del perdón de la cumbre, los utensilios, la mesa y sus vasos, el candelabro de oro macizo. Sin omitir, el altar de los perfumes, así como la fabricación de los holocaustos con todos sus utensilios, la pila con su base. Las vestiduras sagradas y las que sirven para la consagración del sacerdote, el óleo de la unción y el incienso aromático del santuario.

Orfebre en la Biblia

El orfebre tenía mucha importancia, en varios versículos de la Biblia podemos encontrar sus confecciones. Un ejemplo de ello, se encuentra en todo lo que tenía que ver con la adoración a ídolos falsos y el Dios verdadero. Sin olvidar, que el señor es el auténtico, el creador del cielo y la tierra.

Todo ello, nos deja reflexionar sobre lo que hace un orfebre en ocasiones al iniciar un modelo y luego fundir el metal deseado. O, trabajarlo en su parte final. Nosotros debemos seguir lo mismo con nuestra religiosidad hacia Dios, al centrarnos en trabajar la fe. Precisar, lustrar, enlazar, esculpir en el corazón actos de amor para la devoción al Altísimo.

Subir