Nicodemo significado bíblico

nicodemo

Definición. El significado bíblico de Nicodemo es vencedor del pueblo. Este es el nombre del fariseo quien sostuvo una conversación importante con Jesús. El relato se encuentra en el Nuevo Testamento y se utiliza, su ejemplo, en aquellas personas que no le sirven a Dios por temor al hombre.

Vídeo sobre el significado bíblico de Nicodemo

¿Por qué Nicodemo buscó al Mesías?

Este judío era un maestro y gobernante prominente en Israel. Llegó a pertenecer al grupo religioso denominado los fariseos. Esta secta eran enemigos del hijo de Dios, nunca estuvieron dispuestos a reconocerlo como el ungido de Jehová, sino que se convirtió en su rival. Sin embargo, este hombre quedó impresionado con las señales que ejecutó el Cristo.

Después de la Pascua del año 30 E.C. Nicodemo fue a visitarlo una noche. Esto lo hizo porque era al ser uno de los miembros del Sanedrín, si lo veían con Jesús le podían quitar sus privilegios. Así que, amparándose en la oscuridad, evitaba que otras personas lo reconocieran. Su temor al resto de los judíos, en especial a sus compañeros, fue evidente para el Mesías.

Durante la conversación, él admitió que Jesús venía de parte Dios, ya que ningún hombre podía ejecutar las obras que él hacía. A este personaje solo se le menciona en el evangelio de Juan y al primero que se habló del término ‘nacer de nuevo’. También sobre que el amor de Jehová se evidenció, al enviar a su Hijo a la tierra en rescate por todos.

¿Se hizo Nicodemo seguidor de Jesús?

No. A pesar de escuchar sus enseñanzas y estar convencido de que este era el Mesías prometido, su temor al hombre era más grande. Él sabía que se necesitaba ejercer fe en esa persona para ver el reino de Dios. Sin embargo, no estaba dispuesto a dejar su prominencia entre el pueblo. Sus compañeros siguieron buscando las formas de entrampar a Jesús.

En una oportunidad, mandaron a unos oficiales a prenderlo. Al llegar con las manos vacías, los fariseos los despreciaron. Nicodemo intervino a favor de este hombre, todos los demás se burlaron de él. Después de la muerte del Hijo de Dios, él, junto a José de Arimatea, llevaron un rollo de mirra y otras especies. Estas pesaban unas 100 libras, lo que era una ofrenda cara, para preparar el cuerpo.

Esta costumbre de la época, formó parte de las profecías que se cumplieron en Jesús. En la Biblia no se habla más de este personaje. Así que, aquellos que afirman que él se hizo un cristiano, lo expulsado del Sanedrín y murió como un mártir, tienen fundamentos para eso.

Subir