Mitra, divinidad significado bíblico

mitra divinidad

Definición. El significado bíblico de Mitra, divinidad, hace referencia a un Dios de origen persa que tiene relación con el sol. Para sus adoradores era el protector de los guerreros en combate, su nombre en los sagrados escritos de la antigua Persia significa 'contrato' o 'alianza'. Estaba simbolizado con un carruaje tirado por caballos, tal como lo hacían los militares en aquella época. Era respetado por todos sus creyentes, porque les daba bendiciones a los leales y aplicaba justicia a los que se apartaban de sus caminos.

Su culto era en masa, en lugares dispuestos para ello, donde los adeptos le hacían solicitudes con el fin de engrandecer su vida. Este Dios representaba un bastón fuerte y poderoso que, según sus ideologías, era la base de todos sus éxitos o fracasos. Y en muchas esculturas halladas se observan diferentes facetas de sus cualidades, siendo el más destacado donde Mitra degolló a un toro.

Expansión del culto a Mitra, divinidad

La creencia a esta deidad, trasciende a diferentes grupos militares y civiles que lo utilizaban como amuleto en sus batallas. Y hasta pasa las fronteras para llegar a Roma, sin conocer detalles de las formas en que esto fue posible. Sin embargo, es probable que haya sido a través de las movilizaciones de personas tras el dominio de Alejandro Magno a Persia. Este reino abarcó diferentes zonas del oriente medio y Europa, lo que significa que en su momento debió haber llegado a Roma.

Tanta es la aceptación en ese lugar, que nació la religión llamada mitraísmo, la cual fue fuerte rival del cristianismo. Mezclando el nacimiento de cristo al mismo día en que renace el sol, representante astral de Mitra. La cual se caracterizaba por imponer una actitud jerárquica de sus integrantes, donde la mujer no tiene ninguna participación en sus actividades. Hay opiniones de que esta divinidad también fuera absorbida por Grecia, debido a evidencias encontradas.

Multitud de creencias sobre Mitra

Existen similitudes entre muchas maneras de adoración, porque las religiones tienden a adoptar los rasgos más atrayentes de los rituales de otras. Con el tiempo, esto fue logrando que se perdiera la esencia original del culto a Mitra. Por tal motivo, solo quedan rastros de esta deidad, que hoy se muestra como parte de la cultura religiosa de estas regiones.

Un testimonio de lo que sucede con aquellos ídolos adorados que no tienen vida, se olvidan con el paso del tiempo. En cambio, el nombre del Dios verdadero, Jehová, perdura para siempre.

Subir