Meta significado bíblico

meta

Definición. El significado bíblico de meta, es un término que se emplea para designar un propósito u objetivo de vida. En ocasiones, se le otorga al culminar una carrera. Mientras que en otras, se trata del fin al que se dirigen ciertas acciones o deseos personales.

En este sentido, y en el contexto espiritual, el color rojo se asocia con el hecho de estar preparado para asumir una nueva meta.

Es por eso, que muchas personas comienzan a planificar los pasos que los conducirán hacia el éxito. Gracias a ello, podrán satisfacer sus necesidades personales y sentirse plenos consigo mismos.

De este modo, podemos ver esta palabra en diversos pasajes de la Biblia, tal es el caso de Filipenses 3:14 y los vemos de la siguiente manera. 'Prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús'.

Una meta correcta

No es un secreto que vivimos en una sociedad dispersa en donde muchas personas se alejan del camino que deben seguir. Pues, existen miles de cosas que conducen hacia el pecado y las acciones que no agradan al Señor.

Asimismo, mucha gente se afana en seguir una meta que se olvidan de otras cosas en su vida. Le restan importancia a su familia y pierden la tranquilidad con tal de conseguir aquello que anhelan.

En tanto que, otros se dejan influenciar por el poder y el dinero, perjudicando su salud mental y física en gran medida.

Es por eso, que es tan importante tener el tiempo para alcanzar una meta, pero sin desviarnos del camino. Cumplir los objetivos de vida por medio de un plan propuesto en el que no se dejen de lado nuestras prioridades.

Y tampoco, aquellas que corresponden al Eterno. Pues, debemos tenerle presente y agradecerle por ayudarnos a conseguirlas.

La meta y la palabra de Dios

Para buscar una meta y alcanzar la alegría plena, es muy importante fijarnos en las palabras que Dios menciona en la Biblia.

Por ejemplo, en un fragmento del libro de Mateo, se nos dice que heredaremos su reino y su justicia, es por eso, que debemos apegarnos a su camino.

El consejo del Señor en las escrituras sagradas es que tengamos una meta superior en donde le involucremos, porque él nos promete cubrir nuestras necesidades.

De tal modo, es importante alcanzar un enfoque serio que nos permita encontrar el equilibrio que el Altísimo tanto desea para nosotros, sus hijos.

Subir