Mal significado bíblico

mal hombre enojo

Definición. El significado bíblico de mal es aquello que causa dolor, pena o angustia. Los evangelios hablan de este en el orden fí­sico. De actos, pensamientos y deseos malos en lo moral. Aparece también como un castigo por los pecados cometidos (Lc 13,1-5).

El mal es un problema que se ha reflexionado y teorizado desde muchos puntos de vista. Ha sido objeto de pensamientos para literatos, filósofos y teólogos, mostrando, cada uno desde sus respectivos campos.

Las culturas han intentado durante siglos ofrecer diversas explicaciones de la presencia del mal en el mundo del hombre. Teológicas, mitológicas, filosóficas, cósmicas, antropológicas, sociales o sociológicas, cientí­ficas, etc. hasta llegar a pensar en la presencia simultánea del bien y del mal como divinidades.

Como realidades presentes en el hombre debido a un acontecimiento primordial (los dualismos de las filosofí­as y de las visiones religiosas). La etiologí­a de Gn 2-3 afirma que todo el mal del ser humano y su misma inclinación a obrar el mal tiene su fuente en el pecado del hombre.

El mal desde cuatro perspectivas

  • En lo metafí­sico se refiere a la finitud y contingencia humana. Concierne a la fugacidad de los seres y se concreta en la muerte, sí­mbolo por antonomasia del mal metafí­sico. La forma de superarlo es integrarlo en un plan, en una ordenación del mundo.
  • En lo fí­sico se presenta como dolor y pesar. El sufrimiento a la vida humana se convierte en objeto de reflexión filosófica, pero sobre todo en vivencia omnipresente. Ya que, a la cantidad de sufrimiento acumulado en la historia, se unen las catástrofes naturales, las enfermedades y el dolor causado por el hombre.
  • En lo social es el que brota del desajuste en el modo de relacionarnos con nuestros semejantes. Es la desagradable vivencia producida por el abandono de los allegados, por el rechazo de los adictos, por el olvido de los amigos, por la separación del medio social.
  • En lo moral es la consecuencia y el resultado de las acciones humanas, está en conexión con la libertad y con la responsabilidad del hombre. Sus máximos exponentes son la injusticia y la opresión. De este mal el ser humano se siente culpable y ví­ctima al mismo tiempo

Para transmitir la idea apropiada en español, la palabra hebrea 'ra', se traduce de diversas maneras según el contexto: malo, triste, feo, etc. La primera vez que se usa el término 'ra' en las Escrituras indica la antí­tesis de lo bueno.

El significado bíblico de mal es la situación que experimenta el hombre como contraria a una positividad concreta. La cual, termina ausente, a pesar de que podrí­a y deberí­a resultar presente. Como tal, esto es desde siempre el problema del hombre.

Subir