Macedonia significado bíblico

macedonia

Definición. El significado bíblico de Macedonia es la región sudoriental de Europa, donde en la actualidad se encuentra la península balcánica. Este lugar tiene varias llanuras fértiles, ideales para la agricultura. Sin embargo, se caracteriza por ser una zona montañosa. En la antigüedad era el puente entre el oriente y el occidente.

¿Cuál es la historia de Macedonia?

Los habitantes de estas tierras eran descendientes de Jafet, tal vez por la línea de Kitim. Los hebreos denominaron a las islas y a la mayor parte del litoral mediterráneo como Citim. Es por esto, que a esta región también se le conoce por ese nombre.

El territorio se hizo importante en la gobernación de Filipo II. El rey logró unificar Macedonia con otras partes cercanas, en la batalla de Queronea, alrededor del año 338 a. E.C. Después que este monarca murió, su hijo Alejandro Magno tomó su lugar. Este comenzó una campaña de conquistas que amplió las fronteras del reino.

Después de la muerte de Alejandro, su regente Antípatro se había hecho cargo de la zona que incluía Macedonia. Luego de luchar contra Casandro por el liderazgo, este último alcanzó el reconocimiento como gobernante. Los años que siguieron, el reino pasó por muchas manos, hasta que al final, en el siglo II a E. C., llegó a ser una provincia romana.

¿Por qué Pablo estuvo en Macedonia?

El apóstol se encontraba en su segundo viaje misional; en una noche tuvo un sueño donde se topó con un macedonio que le pidió que fuera a zona a darles ayuda. Él comprendió que esta era una señal que Jehová le estaba dando sobre a qué sitio necesitaba ir. Por eso, partió desde Troas junto a Lucas, Timoteo, Silas y otros compañeros.

Primero se dirigió a Filipos y después a otras ciudades de la provincia, llevando las buenas nuevas del Cristo. Debido a las amenazas de las chusmas de Berea, tuvo que salir de la región. Sin embargo, esto no detuvo la obra de evangelizar. Él dejó a Silas y a Timoteo para que atendieran a los nuevos creyentes.

Esta no fue la única vez que el apóstol visitó la provincia de Macedonia, en su tercer viaje misional volvió a la región. Además, les envió varias cartas a las distintas congregaciones que se formaron allí. En ellas los estimulaba o los corregía por algún mal proceder. También los invitó a participar en la colecta para los santos en Judea.

Subir