Jaresías significado bíblico

jaresias

Definición. El significado bíblico de Jaresías, es descendiente de Jeroham, cuyos registros aparecen en el libro de las Crónicas. Fue hermano de Elías y Zicri, benjamita. Su nombre viene del término Yaareshyâh que se traduce al español como Dios sustenta o Jehová alimenta.

Jaresías y los jefes principales

En los días de Jerusalén, los hijos de Jeroham que eran Jaresías, Elías y Zicri, jugaron un rol preponderante dentro del contexto de las sagradas escrituras. Ya que, estos tres hombres se les dotó de mucha inteligencia, sabiduría y temple de carácter. Todas estas cualidades se las otorgó el Creador del Universo, porque los considero buenos de espíritu.

Es por ello, que tanto Jaresías como sus hermanos de la descendencia de Jeroham, fueron fieles y lograron grandes cosas destinadas a los propósitos del Señor. Pues, son ejemplo de la manera correcta en la cual servir al Padre Celestial y de las cosas que pueden llevarse a cabo de su mano.

De hecho, una de las mayores lecciones que nos enseña Jaresías, es que el Altísimo trae grandes recompensas a todos aquellos que le siguen. Razón por la cual, estos tres hombres al servicio de Dios se entregaron con fervor y con la pureza y bondad de su corazón. Así pues, se les bendijo de forma abundante gracias a su obediencia.

Jaresías y las enseñanzas de Jeroham

Por otra parte, el nombre Jeroham se encuentra numerosas veces a lo largo de las sagradas escrituras y hace mención a un hombre bueno y que tiene misericordia de Dios. Fue el jefe de una vivienda familiar de Benjamín, desde la cual, trajo consigo a su linaje, en donde, sobresale Jaresías en conjunto con sus dos hermanos.

En este sentido, Jeroham fue una figura paterna estable que les enseñó a sus hijos principio y valores morales que siempre agradaron al Señor. Gracias a su ejemplo se convirtieron en hombres prósperos y de bien. Cuyo legado y descendencia, permaneció durante largo tiempo sobre la faz de la tierra.

Jaresías y la tribu de Benjamín

Sabemos que Jaresías fue benjamita, y por aquellos días, a esta tribu se le amenazó de extinción. Pues, cuando se realizaron las congregaciones de Israel, establecieron que los hombres no debían casarse con las hijas de los benjamitas. Sin embargo, algunos de estos personajes desobedecieron, más Dios les dio otra oportunidad para que se reivindicaran.

De tal forma, las once tribus y la de Benjamín, en la que participó Jaresías, llegaron a un consenso en el cual, resolvieron el problema por su cuenta.  Siendo este un acto que demuestra la bancarrota moran en la que algunos se encontraban.

Subir