Jahaza significado bíblico

jahaza

Definición. El significado bíblico de Jahaza, es ciudad ubicada en Transjordania, en el territorio de Moab o Sehón. El vocablo viene del hebreo Yahats que se traduce como hollada o pisoteada. Asimismo, tuvo protagonismo el día en que los israelitas dieron muerte al rey de Sihón.

Por su parte, Jahaza se caracterizó por ser el sitio de enfrentamiento y varias disputas entre los pueblos de la antigüedad. Pues, el rey de Moab se la quitó a los israelitas, permaneciendo en manos de los moabitas durante tiempo prolongado.

Después que se realizó la repartición de las tierras, Jahaza pasó a formar parte del territorio de Rubén. Asimismo, se les asignó a los meraritas para que residieran allí, establecieran sus campamentos y procrearan a la descendencia que adoraría a Dios.

Jahaza y el lamento de los guerreros

Existe un pasaje bíblico del libro de Isaías en donde se hace una referencia al escenario en el que se destruyó a Moab. Aquí, se nos dice que tanto los hebreos como los edomitas alzararían sus voces y sus gritos de desesperación se escucharían hasta el territorio de Jahaza.

Pues, se sabe que en esos tiempos existían dioses paganos a los que los moradores de Moab adoraban. Es por ello, que el Señor pretendía que estas personas se lamentaran por los actos que cometieron. Sobre todo, porque se consideraba pecado el dar ofrendas y tributo a falsos profetas o deidades que engañaban a los hombres.

En ese capítulo que aconteció cerca de Jahaza, Dios nos enseña las consecuencias de fallar a su palabra. Es por ello, que llevó a cabo la destrucción de Moab por su desobediencia.

Jahaza como simbolismo

En el libro de Josué, se hace mención no solo a Jahaza, sino también a Cademot y a Mefaat. Estos pueblos, se les dio como recompensa a la tribu de Rubén para que formara parte de su herencia. Dado que, fueron obedientes hacia los designios del Señor y es por ello, que el Padre quiso premiarlos con estas ciudades en las que procrearían a toda su descendencia.

A través de estos eventos que se plasman en las sagradas escrituras, podemos afirmar que Dios recompensa con múltiples bendiciones a los hijos que confían en su palabra. Por tal razón, es importante esforzarnos para ser obedientes y prepararnos ante el juicio final que vendrá sobre la tierra.

Y el cual, no solo caerá encima de quienes habitaron en Jahaza, sino también en las demás ciudades que se mencionan a lo largo de la Biblia.

Subir