Hinom significado bíblico

hinom

Definición. El significado bíblico de Hinom corresponde al nombre de un valle. También se le conoció como el valle de los hijos de Hinón.

Vídeo sobre el significado bíblico de Hinom

https://www.youtube.com/watch?v=_IEmGYLZHO8

Descripción de Hinom

Este lugar limita por la parte Sur y suroeste con la ciudad de Jerusalén. Abarcaba una expansión considerable de territorio. Debido a que se extendía desde la moderna puerta de Jaffa, hasta encontrarse con otro valle llamado Tiropeón y el Cedrón.

De la primera región, en la antigüedad se relacionaba con un territorio denominado como la llanura de los cadáveres y cenizas. No se tiene referencias del personaje que se llamó Hinón y el significado de dicho nombre. Ese terreno es estrecho, profundo. Además, posee barrancos escalonados desde donde se puede ver las tumbas.

Se empleó para realizar actos degradantes, sacrificios humanos y quemas de hijos. Todo eso hizo que aquella zona adquiriera otra connotación. Con el tiempo, ese sitio se empleó como vertedero de basura de la ciudad. Allí se llevó a cabo la incineración de los cuerpos de criminales, malhechores que ejecutaban prácticas malvadas.

Así como también, se botaban los animales muertos. Se cree que cerca de este valle se encontraba Tófet, un lugar donde se hacían rituales, por parte de los israelitas desobedientes. Ese terreno era frontera en las tierras ocupadas por las tribus de Judá y Benjamín. En la actualidad se llama Wadi er-Rababi.

¿Qué sucesos tuvieron lugar en Hinón?

En esta zona, un rey apostata de Judá, conocido como Acaz, efectuó rituales perversos. El registro bíblico señala que quemó a sus hijos en el fuego. Hizo lo que era malo a gran escala, siguiendo los pasos de reyes que le antecedieron y pecaron a los ojos del Todopoderoso. Allí erigió estatuas a dioses paganos.

También su nieto, el rey Manasés, fomento el culto a deidades falsas. Además, sacrificó en el fuego a sus hijos e incitó a los habitantes de Judá y Jerusalén a pecar en grado supremo. Pero el Dios de Israel no se olvidó de su pueblo y levantó un gobernante bueno. Este era Josías, pariente de Manasés.

Él destruyó ese lugar y derrumbó las estatuas e imágenes paganas. Mediante el profeta Jeremías, Jehová dictó sentencia contra los descarriados de la nación. Les hizo saber las palabras de juicio de parte del creador. Serian aniquilados por sus actos desvergonzados. Los cuerpos se lanzarían en ese valle sin ser enterrados. Se castigaría los pecados de esa generación por derramar sangre inocente.

Subir