Gatam significado bíblico

gatam

Definición. El significado bíblico de Gatam, es nieto de Esaú, uno de los jefes de los edomitas que aparece en el libro del Génesis. Asimismo, fue el cuarto hijo de Elifaz, hermano de Cenaz, Omar y otros personajes relevantes.

Por su parte, el término Gatam viene del latín y se traduce como menguado o valle quemado. A este hombre, se le considera uno de los jefes de la descendencia de Esaú. En conjunto con Amalec y Coré, procedentes de la tierra de Edom.

Con esto, la Biblia nos enseña una lección muy importante. Y es que, debemos seguir el legado de nuestros padres y serles obedientes en todo momento. Sin omitir, la lealtad que caracteriza a los hijos de Dios.

Enseñanzas de Elifaz a Gatam

Cuando hablamos de Elifaz, nos referimos a un hombre que perteneció al grupo de quienes consolaron a Job en el momento que estuvo atravesando dificultades. Y que a la par, fue el hijo de Esaú por parte de Adá. En esos días, argumentó que el castigo no tenía nada que ver con el pecado del mundo.

Asimismo, fue uno de los que condenó la actitud de Job en conjunto con Bildad y Zofar. Puesto que, convinieron para reunirse y establecer una conversación él. Siendo así, que este personaje le transmitiera a Gatam la grandeza, poder y pureza procedente de Dios que también le dio a conocer a su amigo en aquellos días.

Por otra parte, Elifaz provenía de Temán, un sitio muy famoso por criar varones que se caracterizaban por su vasta sabiduría. Y en donde, se registraba al consejo de aquellos hombres que no se dejaban corromper por parte de fuerzas que quisieran entorpecer su razonamiento. Es por ese motivo, es que este personaje supo guiar y aconsejar a Job bajo los estatutos del Señor.

Después de tales acontecimientos, Dios se dirige al padre de Gatam, quien era el principal de las amistades de Job y le dice que haga sacrificios en expiación. Todo ello, con el fin de redimirse por las falsas acusaciones y que aunado a la oración, le servirían para alcanzar el perdón de sus faltas.

Gatam y los jefes de entre los hijos de Esaú

Sabemos que los descendientes de Elifaz fueron Temán, Omar, Zefo, Cenaz, Coré, Amalec y Gatam. Todos ellos, vinieron desde la tierra de Edom, localizada en las montañas cerca de Jordania e Israel. También, se les catalogaba como los hijos de Adá y se multiplicaron en número recibiendo las bendiciones y recompensas por parte del Señor.

Subir