Galaad significado bíblico

galaad

Definición. El significado de Galaad es majano de testimonio, además se cree que se deriva del término Galeed. Tanto las personas y la montaña que llevaban este nombre, fueron importantes para el registro bíblico. Por eso, aparece muchas veces en ella.

Vídeo sobre el significado bíblico de Galaad

¿Cuántas personas se llamaban Galaad?

Es posible que haya sido un nombre común en el pasado, por eso en las escrituras hay por lo menos 3 hombres con él. Uno de ellos fue el nieto de Manasés y su padre era Makir. Cuando llegaron a la tierra prometida, el territorio se dividió entre todas las tribus.

Como su padre fue un guerrero, se les dio la herencia a los dos primogénitos. Eso les garantizaba un lugar a sus familias. Entre algunas de las nietas de Galaad, estaban las hijas de Zelofehad. Este hombre no tuvo un hijo varón que heredera todos los bienes, así que las mujeres le solicitaron a Moisés que les fuera cedida a ellas. Aunque esto no lo aprobaba la ley, Jehová lo consideró justo y le dieron las tierras.

Otro, que se llamó Galaad, era el descendiente de la casa de Abiháil. También existe el registro del Padre de Jefté. Como él era el hijo de una prostituta, cuando sus hermanos crecieron, lo echaron de la casa y no le dieron herencia alguna. Sin embargo, su corazón siempre estuvo con Dios. Por eso, lo escogió con el objetivo de que liderará al ejército de 300 hombres, para lograr defender al pueblo.

¿A qué otra cosa hace referencia Galaad?

Este término también se utiliza en las santas escrituras en varias formas. Uno de ellos, es a la región montañosa que está al este del río Jordán. Muchas veces servía como punto de referencia para indicar el lugar donde ocurrió algo importante. Incluso se cree que había dos partes con ese nombre.

Por su ubicación elevada y sus abundantes lluvias en el invierno, hace de este sitio una región fértil con grandes bosques. De él proviene un bálsamo muy famoso hasta nuestros días, que lleva su nombre. A él se le atribuyen cualidades curativas.

Este sitio lo gobernaban los reyes amorreos Sehón y Og; sin embargo, los israelitas bajo la dirección de Moisés lograron derrotarlos y las tribus de Rubén y Gad solicitaron que se les diera a ellos. La razón era que tenían un gran número de animales de cría y las características del sitio les era conveniente. La solicitud les fue concedida por Jehová.

Subir