Eliaquim significado bíblico

eliaquim

Definición. El significado bíblico de Eliaquim hace referencia a Mi Dios ensalza. Este nombre lo recibieron personas que existieron en la época de las escrituras.

¿Quiénes se llamaron Eliaquim?

En la Biblia, se mencionan personajes de ese periodo que se les dio esa designación. El hijo de Hilquías fue uno de ellos. Este era administrador principal de los aspectos de la casa del rey de Judá, Ezequías. Sobre todo, durante el gobierno asirio de Senaquerib. Quien había invadido a esta nación en el año 732 a.E.C.

Otro, fue el rey de Judá. A este, el faraón Nekoh lo alzó en el trono. Pero además, le cambio el nombre por Jehoiaquim. Era el hijo del rey Josías. Su mandato se caracterizó por ser injusto, marcado por la opresión y el asesinato.

Fue un mal gobernante que contribuyó a que las naciones enemigas, hostigaran a Judá. Por otro lado, también está uno de los sacerdotes levitas que tocaban instrumentos en el templo.

Nehemías los había organizado y él sonaba la trompeta en la procesión de inauguración del muro de Jerusalén. Asimismo, se mencionan al antepasado de José y el padre adoptivo de Jesús. Y por último, recibió ese apelativo un antecesor de María, quien fue la madre de Jesucristo.

¿Quién fue Eliaquim, el hijo de Hilquías?

El profeta Isaías señaló que aquel reemplazaría a Sebná. Debido a que este mostró orgulloso y con deseos de recibir gloria por haber edificado un sepulcro llamativo. Y así ocurrió, a Sebná se destituyó de su posición y pasó a ocupar un puesto inferior. Llegó a ser el secretario.

Y a Eliaquim, un siervo de Dios, lo vistieron con las prendas oficiales. Y la banda correspondiente. Además, tuvo sobre sus hombros, la llave de la casa de David. Esto indicaba que se le estaba confiando la responsabilidad de administrar las cámaras reales. Así como también, se le dio autoridad para tomar decisiones sobre quien podría ser aceptado en el servicio al rey.

Este personaje, junto al secretario y el registrador, hablaron con Rabsaqué y su fuerza militar. Debido a que estos exigían la rendición de la ciudad, por lo que eran una amenaza. Luego de este encuentro, los tres comunican al rey Ezequías las peticiones de los enemigos.

Por lo que a Eliaquim se comisiona para ir a los ancianos, sacerdotes y al profeta Isaías e inquirir de Jehová y buscar su guía al tratar con aquella situación.

Subir