Crisol significado bíblico

crisol

Definición. El significado bíblico de crisol parte del origen etimológico de una palabra derivada del catalán 'cresol'. Este término suele ser utilizado para definir un tipo de vasija empleada en fundir plata. Por tanto, la palabra proviene del término latino vulgar 'cruceolum' y el vocablo 'cruz', que representa a un cuenco que posee esta misma forma.

En consecuencia, un crisol es un recipiente refractario que se utiliza para fundir ciertos materiales a altas temperaturas. Por lo general, está hecho de grafito y arcilla. Los metales como el oro y el níquel suelen fundirse en un crisol, que puede soportar temperaturas superiores a los 1500 °C en algunos casos.

En otras palabras, los dispositivos resistentes al fuego de laboratorio se denominan crisoles. En este mismo recipiente se pueden mezclar diferentes minerales. De esta forma, el término también adquiere un uso simbólico para referirse a una combinación o grupo de diferentes elementos, problemas o características.

El crisol en la Biblia

De manera similar, también se emplea el término 'crisol' para referirse a ciertas culturas. La palabra se utiliza como forma de dar representación a sociedades en las que conviven personas de diferentes religiones, sapiencias y razas. Debe establecerse que esta expresión fue creada por el escritor judío-inglés Israel Zangwill en su obra de 1908 The Melting Pot.

Por tanto, este término indica que las personas, sin importar sus creencias, tradiciones u orígenes, conviven en armonía con los demás. Aparte de respetar y tolerar a cualquiera como su principal valor. Sin embargo, suele ser complejo, ya que en la sagrada escritura vemos que incluso contiene escenas violentas.

En consecuencia, la palabra crisol se refiere a una serie de recipientes de porcelana refractaria, que se emplean para fundir materiales a altas temperaturas. Estos se usan de carácter estricto solo en laboratorios. Además, destacamos que las cavidades receptoras de metal fundido en los hornos metalúrgicos, son derivadas del antiguo cresol catalán.

Es así como su significado básico, entre otras cosas, hace referencia a un cuenco hecho de arcilla o una sustancia refractaria. En específico, este recipiente siempre incluye una función de contención de esencias calientes. También se destaca como un tipo de cavidad o cuenco con puntos que se cruzan. Es por ello que su nombre deriva de cruz, que proviene del latín vulgar 'crosolum' que es una variante de una vajilla conocida.

Subir