Cabeza significado bíblico

cabeza persona

Definición. El significado bíblico de cabeza hace referencia a la parte superior del cuerpo humano. Así pues, en muchas ocasiones cuando se menciona esta parte, se habla de manera literal del cuerpo.

El término cabeza en la Biblia aparece en numerosas ocasiones y se usa para hablar de un líder o persona que manda y tiene poder. En este sentido, quien lidera a un ejército es la cabeza del mismo. Esta persona es el jefe de los soldados y generalmente va en el frente para guiar en la batalla.

Vídeo sobre el significado bíblico de Cabeza

https://www.youtube.com/watch?v=1YE69Ipk2cw

Cristo como cabeza de la iglesia

La Biblia se refiere a Cristo como la cabeza de la iglesia, haciendo alusión a que él es el líder espiritual y guía. A su vez, las acciones del mesías estuvieron guiadas y ejecutadas por y para Dios. Por lo que Dios es la cabeza de Cristo como se menciona en 1 Corintios 11:3.

Dentro de la religión, los curas o sacerdotes son la cabeza de la iglesia, quienes guían a las comunidades y enseñan la palabra. El papa es la cabeza de la iglesia católica pues el jefe de la misma y quien guía a toda la religión.

En casa uno de los hogares, históricamente se ha visto al padre como la cabeza de la familia. Puesto que son ellos los que sustentaban el alimento y demás cosas necesarias para el hogar. Así mismo, los gobernantes son vistos como la cabeza de su país o población

La muerte y la cabeza

En tiempos antiguos se tenía una metáfora para expresar los efectos de la muerte ocasionada por la edad avanzada. Se decía que cuando una persona fallecía, lo que ocurría es que se quebraba el tazón de oro. Así se decía que el cráneo se rompía y dejaba de funcionar.

Esta costumbre ocasionó que las personas empezaran a utilizar la expresión se quebró o hirió la cabeza. Con el fin de decir que alguna persona se había muerto.

Existe una profecía en la que Dios le dice al Diablo que este le magullaría el talón a Cristo. Pero al final de los tiempos, el mesías le cortaría la cabeza. La primera parte de este dicho hace alusión a que Jesús tuvo que soportar mucho sufrimiento cuando pasó por su crucifixión.

Mientras que la segunda parte habla de la batalla final que se tendrá en el Apocalipsis. En la que Cristo limpiará la tierra de todo mal.

Subir