Consejos evangélicos significado bíblico

consejos evangelicos

Definición. El significado bíblico de consejos evangélicos, es votos que se manifiestan a los cristianos y que tienen que ver con la vida de Jesucristo en la tierra.

Se trata de una forma de entender los textos del evangelio de una manera más completa para así, imitar el ejemplo que el hijo de Dios nos dejó a través de sus acciones de vida.

Si bien en el principio de la creación Jehová tenía exigencias radicales como el episodio en el que la serpiente tentó a Eva, sucede de modo similar con los consejos evangélicos. Solo que en este caso, es importante seguirlos y no dejarse caer en la tentación y en el pecado.

Por su parte, los consejos evangélicos son tres y en ellos se representan rasgos respecto a la personalidad de Cristo.

Sin embargo, no podemos dejar de lado otras acciones que realizó en vida y que debemos tomar de ejemplo. Tal es el caso de las obras de caridad, la entrega a Dios y la predicación de su palabra por el mundo.

Consejo evangélico  # 1 Pobreza

Este es uno de los consejos evangélicos más relevantes de los que se tiene conocimiento. Su significado nos indica que debemos consagrarnos a Dios en espíritu y no dejarnos apegar hacia los objetos materiales.

Esta fue una enseñanza que Jesús quiso transmitir a sus discípulos a través de la práctica de la justicia social.

Más que todo, cuando se implicaba a los hombres marginados. Así pues, debemos discernir entre lo que es necesario para vivir y lo que no.

Sin dejarnos atrapar por las cosas de elevado valor monetario que podrían cegar la visión con el Creador y el propósito que tiene para nuestras vidas.

Consejo evangélico  # 2 Obediencia

Otro de los consejos evangélicos que no podemos pasar por alto, es la obediencia. Con esto, no solo nos referimos a aquella que tienen los hijos con sus padres, sino en la que está presente la figura de Dios.

Pues, desde tiempos muy antiguos él nos legó una serie de mandamientos que debemos seguir si queremos alcanzar el paraíso prometido.

Consejo evangélico # 3 Castidad

Por su parte, tenemos a la castidad que implica permanecer en estado célibe tal y como lo hizo Jesús en la tierra. Claro que, esto se refiere a las personas que no están casadas y que permanecen solteras.

De tal modo, tienen que dedicarse a Dios con el propósito de servir a su prójimo sin caer en el pecado de la lujuria.

Subir