Codo significado bíblico

codo

Definición. El significado bíblico de codo, es medida que sirvió como una unidad de longitud durante la construcción del arca de Noé. Por lo tanto, se refería a la distancia que se extendía de un punto a otro. Y que, equivaldría hoy en día a un aproximado de entre cincuenta y cinco y sesenta centímetros.

Esta unidad se usó por el pueblo hebreo a través de los años con el propósito de medir distancias, tierras, edificaciones, para comercializar productos, entre otros. También, fueron usadas otras medidas conocidas con el nombre de palmas, varas y dedos.

Noé, varón justo

La primera vez que se menciona esta unidad de longitud en las sagradas escrituras, es durante la construcción del arca de Noé. Más que todo, aparece el término codo en el libro del Génesis, capítulo seis. Según las revelaciones dadas por el Altísimo al profeta Moisés, Dios se arrepintió de crear al hombre, pues la maldad de este fue mucha. En consecuencia, decidió destruirlo a través de un diluvio, incluyendo a las bestias.

Sin embargo, el Padre halló gracia en Noé, por ser un hombre justo. Por consiguiente, decidió darle una oportunidad a la humanidad. Para salvarle a él y a su familia, le ordenó Dios construir un arca, en el relato bíblico se explica que era de madera de gofer  y que media trescientos codos de longitud, cincuenta de grosor y treinta de altura.

Es decir, un aproximado de ciento setenta metros de largo, veintinueve de ancho y diecisiete de alto.

Existieron gigantes en la tierra

En la Biblia, en varias ocasiones se menciona que en la tierra existieron gigantes, un caso particular y muy conocido es el de David y Goliat. Se dice que este colosal filisteo perteneciente a la tribu de Gat, tenía una estatura de seis codos y un palmo. Lo que se traduce en tres metros con cuarenta centímetros de manera estimada.

¿Quién podrá añadir a su estatura un codo?

El salvador Jesucristo en el nuevo testamento, en uno de sus sermones, habla en relación con esta medida de longitud conocida como codo en un sentido figurado. En su mensaje de vida, el salvador afirma que nadie puede añadir esta medida a su estatura por más que se  afane. Nos explica  con ello que no debemos preocuparnos, pues no lo hacen las aves  y aún así, Dios nuestro señor se ocupa de que  vivan y coman en la tierra que creó para ellos.

Subir