Cautivos significado bíblico

cautivos

Definición. El significado bíblico de cautivos es el grupo de personas que están confinadas o presas. La principal razón para estar en esta situación era cuando un pueblo perdía una batalla y sus enemigos los sometían. A estos se les desterraba de sus hogares y se les llevaba a tierras extranjeras, para hacerlo esclavos.

¿De qué forma Lot y Job estuvieron cautivos?

Lot andaba con su tío desde que salió de la ciudad de Ur. Sin embargo, llegó el momento en que ambos hombres tenían tanto ganado y siervos, que les pareció conveniente separarse. El más joven se estableció cerca de Sodoma. Este pueblo entró en guerra con sus vecinos. Estos salieron vencedores y se tomaron todo lo había en la ciudad.

Como Lot vivía allí, se lo llevaron cautivo a él y sus bienes. Un hombre pudo escapar y fue donde estaba Abrahán para informarle lo sucedido. Así que, reunió a 318 siervos con el objetivo de enfrentar a los invasores. A la final logró recuperar a su sobrino y todos sus bienes.

Por otro lado, Job era uno de los más poderosos del medio oriente, pero Satanás lo acusó de servir a Dios por interés. Con el propósito de demostrar que tenía razón, le pidió permiso para someterlo a prueba. Jehová accedió con la condición de que no le quitara la vida.

Satanás les arrebató a sus hijos, bienes y ganado. Además, su cuerpo se llenó de lepra y sus amigos, en vez de consolarlos, lo afligían con sus palabras. Por eso, él sentía que estaba cautivo en la miseria y hasta llegó a hablar de manera desatinada. Sin embargo, Jehová lo rescató de su prisión y le devolvió todo lo que se le había quitado.

¿Por qué los israelitas estuvieron cautivos varias veces?

Eso sucedía por lo general cuando el pueblo de Dios le daba la espalda y no cumplí con sus normas. En una ocasión, los filisteos atacaron a la nación y los vencieron y se llevaron cautivo el arca del pacto. Esto había ocurrido porque los hijos de Elí se estaban dejando sobornar, se emborrachaban y tenían relaciones sexuales con las mujeres sin estar casados.

Aunque Jehová permitió que eso pasara, no consintió la actitud de los filisteos. Así que, los que vivían en el lugar que tenían cautivo al arca, se les salía las hemorroides. Sucedió lo mismo en todos los sitios donde la movían. Por eso, ellos decidieron regresar el objeto a su pueblo, para que el Dios Verdadero no los siguiera castigando.

Subir