Asarela significado bíblico

asarela

Definición. El significado bíblico de Asarela, es hijo de Asaf y parte de los levitas. Su nombre proviene del hebreo AÑar*êlâh que se traduce como fiel a Dios. En ocasiones, se le llama o menciona Jesarela.

Por su parte, Asarela fue un hombre que fue miembro del ministerio musical que conformó su padre. Dado que, este era un cantor que estaba al servicio de los músicos de la corte del Altísimo. Todo ello, aconteció en los días del rey David y tiene registro en el libro de las Crónicas.

Asarela y el ministerio de la música

En aquellos tiempos, la música jugaba un rol preponderante para la liturgia del templo sagrado del Señor. En algunos versículos de las Crónicas, se nos describe que David fue quien decidió organizarlo con la ayuda de los levitas, como Asarela.

En un inicio, la familia se encargó de formar la orquesta y el coro. Todo ello, cuando realizaban el transporte del arca hacia la tienda que se ubicaba en Jerusalén. Una vez que se instaló, comenzó a componerse música sagrada para el palacio y que se ejecutaría en las ofrendas del tabernáculo de adoración.

Es por ello, que los cantos corales eran tan relevantes en el diario vivir de los antiguos. De hecho, había un grupo que dirigió el padre de Asarela y otro del que se encargaba Hemán. Más adelante, David planeó que los músicos acudirían al templo de Salomón y a partir de allí, se enumeraron a más de 288 que participaban.

El talento musical de Asarela

Es preciso mencionar, que del grupo de los 4.000 levitas que se contaban en el territorio, no todos eran aptos ni poseían talento musical. Sin embargo, Asarela fue uno de los que se destacó, porque Asaf quien era su progenitor, traía en sus venas tales habilidades que le legó a su hijo.

Es así, como Asarela participó en el ministerio de los músicos. Aunque, las actuaciones más importantes se les dejaba a los sacerdotes. De todos modos, estas personas asistían a diario a ejercer su oficio ante el Señor. Pues, daban gracias a través de bellas melodías de alabanza que se llevaban a cabo en la mañana y en la tarde.

Asimismo, Asarela y los demás músicos debían permanecer de pie cerca del altar y de tal forma, manifestar que la presencia del Creador estaba con ellos y con la congregación. Siendo así, que este ministerio tuviese éxito y se mantenga hasta nuestros días.

Subir