Armoni significado bíblico

armoni

Definición. El significado bíblico de Armoni, es uno de los hijos de Saúl y Rizpa. Sus registros son escasos, pero pueden visualizarse a través del segundo libro de Samuel. Tal término viene del hebreo Armônî que se traduce en español como hombre del palacio, fortaleza o que nació en la torre de habitación.

Es importante señalar, que el destino que sufrió Armoni no fue nada favorable. Pues al lado de sus seis hermanos, tuvo que pagar por los pecados que cometió su padre.

Siendo de este modo, que se les entregase a los gabaonitas con el fin de que les dieran muerte. Es por ello, que expusieron sus cadáveres a la vista pública cuando se les colgó de una montaña.

Sin embargo, la madre de Armoni que se llamaba Rizpa, permaneció inmóvil en el sitio con la finalidad de que no se les posaran aves o fieras que destruyeran los cuerpos.

Todo ello, mientras el rey David emitía la orden para que se enterrasen los huesos. A pesar de lo malo, esta mujer mostró el gran amor que sintió por sus hijos, incluso, cuando se les quitó la vida.

Armoni y los planes de Jehová

Por aquellos tiempos, Dios decidió que enviaría una hambruna que perduró durante tres años consecutivos.

La razón, es que Saúl mató de forma sanguinaria al grupo de los gabaonitas, haciendo caso omiso de sus estatutos. Además, este hombre sentía celos desmedidos a causa de los hijos de Israel y de Judá.

A través de esto, David se dirigió a hablar con los gabaonitas, quienes le confirmaron que deseaban que se le diera destrucción a aquel que maquinó en su contra.

La orden consistía en que se les entregasen a siete de los descendientes de Saúl para que les ahorcasen delante de los ojos de Dios.

Fue así, como el rey estuvo de acuerdo con la decisión y tomó a Armoni y a Mefi-boset, hijos de Rizpa y Saúl. Así también, a otros cinco más para entregárselos a los gabaonitas. Razón por la cual, les dieron muerte de una manera cruel al principio de los días de la siega.

Rizpa y Armoni

Ante tales acontecimientos, se acercó Rizpa madre de Armoni, a vigilar los cuerpos de sus parientes. Agarró una tela de cilicio y la tendió sobre un peñasco en el cual se posó con el fin de que ninguna ave o fiera se acercara a devorarlos.

Todo esto llegó a oídos del rey David, quien sintió compasión y tomó los huesos de Saúl y los de sus hijos para sepultarlos en la tierra de Benjamín.

Subir